En qué mejorará la protección de la naturaleza con el nuevo SBAP

Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas avanza en el Congreso y tendrá mucha más plata para, por ejemplo, contratar más guardaparques o potenciar zonas como Tebenquiche, Morro Moreno o Los Flamencos.

Luego de ocho años de tramitación en el Parlamento, anteayer el Senado aprobó el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP). Con eso ya terminó su primer trámite constitucional y ahora va a discusión en la Cámara de Diputados.

En palabras simples, esta nueva institución se ocupará de todas las áreas protegidas del Estado. Hasta ahora toda esa pega está dividida en cinco ministerios. Por ejemplo, Conaf se hace cargo -a través de Agricultura-, de los parques nacionales. O Sernapesca, que tiene que estar pendiente de los parques y reservas marinas de Chile. El SBAP tendrá la tuición de todo a la vez.

«Somos uno de los países que tienen menos recursos en cuidar las áreas protegidas. Tenemos menos de 2 dólares por habitante y el proyecto de ley va a generar un salto importante, porque va a pasar de los 15 mil millones de dólares (actual presupuesto de la Conaf) a los 38 mil millones», dice el seremi de Medio Ambiente, Rafael Castro.

Si llega a pasar el siguiente trámite constitucional, el SBAP completará la actual institucionalidad ambiental. El seremi Castro dice que habrá más personal, se cubrirá el vacío de regulación para conservar la biodiversidad. «Teníamos el caso de la ranita del Loa, que tuvimos que colaborar en un rescate. El SBAP va a trabajar para la conservación de la biodiversidad como el control de las especies invasoras. Por ejemplo, en el humedal todos estamos preocupados por los conejitos, pero los conejitos son una especie invasora».

Región de antofagasta
Ahora, en qué beneficiará esto a la región: de acuerdo al Ministerio de Medio Ambiente, la nueva institución podrá hacerse cargo de la implementación de los planes de Recuperación, Conservación y Gestión (RECOGE) de la flora costera del norte de Chile (las especies únicas de Paposo, por ejemplo), de la chinchilla de cola corta y del gaviotín chico.

El director ejecutivo de la Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico, Alberto Rivera, señala que, aunque tardó el trámite legislativo, por fin se podrá contar con el Servicio. «Es una muy buena noticia contar con un servicio especializado en estas materias y que va a tener todas las herramientas para ejercer de mejor forma la protección de la biodiversidad de nuestro país», dice.

«Estamos en la creación. Veremos si los presupuestos alcanzan para la cantidad de gente que contratarán y les queda presupuesto para su misión», opina Mauricio González, de la Corporación Caminantes del Desierto.

Asimismo, desde el Ministerio señalan que el SBAP podrá elaborar y gestionar otros planes de ese tipo. Se podrá aumentar el número de guardaparques, situación que en la región está al debe en dos áreas donde no hay de forma permanente, como en La Chimba y Paposo Norte. También, infraestructura y servicios que permitirán una protección efectiva de estos lugares. En tanto, se buscará que sectores como el Parque Nacional Morro Moreno, la Reserva Nacional Los Flamencos, o el Santuario de la Naturaleza Laguna Tebenquiche sean polos de desarrollo regional, con una integración entre la cultura local, ecosistemas que habitan ahí y la labor científica.

2011 Ocho años pasaron entre que se presentó la primera versión del proyecto al Congreso hasta este avance.

 

Viernes 26 de julio de 2019.

Fuente: La Estrella de Antofagasta.