ENEL Italia contamina a niños con metales pesados en Chile

“Las investigaciones del Instituto de Salud Pública y de la PDI ya lo han confirmado: Coronel está contaminada en cielo, mar y tierra con metales pesados. Pero lo más crítico es que miles de niñas y niños de la comuna tienen mercurio, cadmio, plomo y hasta arsénico en su sangre”, manifestó el senador Alejandro Navarro previo a su viaje a Italia para denunciar la contaminación en el Biobío.

El presidente de la Comisión de DDHH del Senado agregó que, “hace unos días me reuní con el presidente del directorio de ENEL Chile, Hermán Chadwick Piñera, a fin de informarle sobre la crisis de contaminación que hoy existe en Coronel, donde la termoeléctrica Bocamina, propiedad de su empresa, ha expulsado por décadas metales pesados al medio ambiente”.

“Pero ya que no pareció comprender la crítica situación, hemos decidido viajar a Roma para hablar directamente con el CEO de Enel a nivel mundial, Francesco Starace y denunciar lo que aquí ocurre frente a las autoridades italianas del Gobierno y el Parlamento”, añadió.

“Por ello”, continuó, “es que iremos junto a Juana Hernández, Presidenta de la Agrupación de Familias Portadoras de Metales Pesados, a fin de que ella, como líder de miles de víctimas afectadas por esta situación, como madre de niños contaminados por metales pesados, exponga ante las autoridades y los medios de comunicación en Italia sobre la crisis provocada por ENEL”.

Para Navarro, “ENEL parece haber olvidado que tanto Chile como Italia firmaron el Acuerdo de París 2015, ya que tienen programado que su termoeléctrica Bocamina termine sus operaciones recién en el año 2052, es decir, en ¡33 años más!”.

“Mientras tanto, los 116 mil habitantes de Coronel y en especial sus niños y niñas, viven y crecen con peligrosos niveles de Mercurio, Plomo, Vanadio, Arsénico y otros metales pesados en su sangre, con el constante riesgo de sufrir alteraciones en la piel, desórdenes circulatorios, irritación de mucosas, cáncer a la vejiga, de pulmón o de la piel, insuficiencia renal crónica, efectos neurológicos o déficit cognitivo, entre otros, pues la población seguirá expuesta por inhalación, consumo de agua e ingesta de pescados y mariscos”, aseguró.

Navarro finalizó señalando que “tenemos agendadas reuniones con parlamentarios y autoridades italianas y de la Unión Europea, a fin de denunciar esta situación allí mismo, en Roma, por lo que espero que Francesco Starace entienda que ENEL no puede seguir contaminando de esta forma a toda una ciudad, vulnerando terriblemente en Chile el Acuerdo Climático de París 2015 y convirtiendo a Coronel en una Zona de Sacrificio”.

Jueves 4 de abril de 2019.

Fuente: El Ciudadadano.