Energía: clientes regulados pagan 44% más que las mineras

    En el corto plazo la diferencia podría llegar al 60% por kilovatio hora.

    Tras el incremento de un 16,4% que estableció el último decreto de fijación tarifaria, los clientes de Antofagasta pagarán un precio medio de $100 por kilovatio hora (kWh) en su consumo de electricidad. Lejos de los $56 que pagan los clientes libres, entre ellos las grandes empresas mineras del cobre, aun cuando están emplazadas en la misma zona.

    Diferencia que continuará acrecentándose en el corto plazo, según explica el doctor en ingeniería eléctrica Humberto Verdejo, pues los clientes libres pagarían cerca de 50 USD/MWh en sus futuros contratos, con lo que el precio medio descendería a $40 por kWh, 60% menos que los clientes residenciales que en toda la región suman 190 mil.

    «Lo contradictorio es que viven en una zona geográfica donde la gran minería ha experimentado un ahorro de un 11% en el gasto de electricidad de sus procesos productivos, producto de la penetración de las energías renovables basadas en sol y viento, que han disminuido considerablemente los costos asociados a la generación de energía eléctrica», explicó el director del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago.

    Respecto de por qué el beneficio de las energías renovables no se refleja en las cuentas de los hogares, el profesional dijo que «los consumidores industriales, cuya potencia conectada es mayor a 5.000 kW y se les denomina clientes libres, pueden negociar el precio de la electricidad cada cuatro años».

    Sin embargo, añadió Verdejo, los clientes residenciales, a los que se les denomina regulados, «solo deben adecuarse a los contratos vigentes y que se firmaron hace seis años. No podrán ver el efecto de las energías renovables en sus cuentas recién hasta 2021».

    Jueves 10 de octubre de 2019

    Fuente: El Mercurio de Antofagasta