Escondida extendería por 11 años extracción de agua de Monturaqui

    Minera presentó un Estudio de Impacto Ambiental para extraer 640 l/s hasta 2030. Comunidades de Peine y Camar solicitarán una Consulta Indígena.

    Minera Escondida ingresó el proyecto Monturaqui al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), mediante la presentación de un estudio que busca extender por 11 años la actual operación de su campo de pozos en la zona.

    El plan supone reducir 54% la cantidad de agua que la empresa minera extrae actualmente, pasando del rango de 1.200 a 1.400 l/s, aprobados en 1997 y por 21 años, a 640 l/s, desde 2020 al 2030.

    Rechazan el proyecto

    Iniciativa que el abogado, investigador y asesor del poblado de Camar, Alonso Barros, asegura que podría afectar a las comunidades de San Pedro de Atacama: Peine, Toconao, Socaire, Camar y Talabre, por lo que harán observaciones al proyecto y exigirán una Consulta Indígena, lo que fue ratificado por el presidente de la comunidad, Jorge Cruz.

    El experto detalló además que el acuífero que Escondida desea seguir explotando se llama Negrillar-Monturaqui-Tilopozo, en donde las aguas, que se han extraído por años, alimentan originalmente el sector de lagunas de agua dulce en el sur del salar de Atacama, entre ellas Salada, Saladita, Grande y Brava.

    El presidente de la comunidad de Peine, Sergio Cubillos, por su parte, dijo que también exigirán una consulta indígena, aunque reconoció que duda “si eso tendrá algún efecto, porque hoy la consulta es un proceso que utiliza el Estado para las comunidades, que se sientan afectadas, se sienten a negociar con las empresas. Entonces hay que ver si la decisión de las comunidades se va a respetar”.

    Barros agregó que el proyecto de Escondida “simplemente reduce la extracción de agua que tienen en el campo de pozos, por eso la inversión involucrada es de cero peso”, advirtió que Minera Zaldívar, de Antofagasta Minerals, está en la misma situación, pues también le vencen los derechos próximamente, por lo que no sería extraño que presente un proyecto similar en los próximos meses.

    En evaluación

    El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ingresado el jueves, detalla que el proyecto que se somete a evaluación, consiste en la extensión de la operación del sistema de extracción de aguas subterráneas desde el campo de pozos Monturaqui, por un período de 11 años (entre los años 2020 y 2030, inclusive), y un caudal medio anual de bombeo de 640 l/s durante todo este período, lo que equivale a un 46% de la tasa de extracción actualmente aprobada.

    El proyecto Monturaqui, agrega el documento, no modifica otras obras y actividades del proyecto aprobado mediante la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) 1/97, acotándose sólo a la extensión de la actividad de extracción de agua subterránea desde el campo de pozos de Monturaqui. Asimismo, dada la naturaleza del proyecto no se contempla la construcción de obras físicas adicionales a las ya existentes, y aprobadas ambientalmente, detalla.

    DISMINUIRÍAN UN 54% LA EXTRACCIÓN

    Desde la minera informaron que ingresó el “proyecto Monturaqui al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, mediante la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental. Este corresponde a la extensión de la operación actual del campo de pozos, por un periodo de 11 años, disminuyendo la extracción en 54%, sin requerir de obras adicionales. Esta acción se enmarca en la Estrategia Hídrica de Escondida, plan de largo plazo que disminuye, responsable y gradualmente, el uso de agua de acuíferos, aumenta la recuperación de agua de procesos y maximiza el uso de agua de mar desalinizada”.

    En 1998 se inició la extracción de agua subterránea, con tasas de bombeo que aumentaron gradualmente.

    Fuente: El Mercurio de Calama