Estudio noruego: informe no está terminado, conclusiones anunciadas fueron preliminares

El 15 de marzo las autoridades ratificaron que el análisis descartaba niveles peligrosos en el aire de Concón, Quintero y Puchuncaví.
Katherine Escalona M.

A poco más de un mes de haber sido anunciado, el 15 de marzo pasado, los resultados del estudio de expertos noruegos sobre la calidad del aire de Concón, Quintero y Puchuncaví, denominado «huella digital», que concluyó que no habían sido detectadas altas concentraciones de compuestos nocivos para la salud, aparece una nueva información -vía Transparencia- que da cuenta que el análisis aún no está terminado.

En la carta N° 191433, el Ministerio del Medio Ambiente responde a Andrés León -habitante de Quintero y parte de la organización Dunas de Ritoque, quien solicitó copia del informe dado a conocer en marzo de este año- que la cartera «no ha recibido el informe (final) del estudio contratado».

En el escrito, la cartera da a conocer, además, que «una vez que contemos con el informe aprobado, este será público y podrá ser requerido por esta vía (Transparencia)».

El estudio, según consta en la documentación, recibe el nombre de «Campaña de Muestreo y Análisis de Compuestos Orgánicos Volátiles» y es mandatado por el Ministerio del Medio Ambiente al estudio NIVA Chile S.A., filial del Instituto Noruego de Investigación de Aguas (NIVA Noruega), que mantiene un acuerdo marco de colaboración con el Instituto de Investigación Atmosférica de Noruega (NILU) y que contó con una inversión de $115 millones.

Críticas
La nueva información generó reacciones adversas en la comunidad, que criticó la forma del ministerio de dar a conocer la información, puesto que se trataba de una conclusión preliminar y no de un estudio finalizado. Quienes solicitaron la información vía Transparencia afirmaron que el «descartar riesgos» sin tener el estudio finalizado es una situación que produce preocupación en la comunidad.

El representante de la organización Dunas de Ritoque, Andrés León, explicó que con la información obtenida se constata que el ministerio «solamente entregó a través de los medios la información y no a la comunidad, por eso consulté por el informe. Se publicó un avance del estudio que nunca la dieron formalmente».

Según León, hubo «falta de prolijidad al informar porque nunca se dijo que era preliminar la información» y argumentó que «fue irresponsable lo que hizo el Ministerio del Medio Ambiente de hacer un estudio tan parcial y entregar un estado de avance sin tener los antecedentes completos».

En tanto, el investigador asociado a la Fundación Terram y asesor de la organización Mujeres en Zona de Sacrificio, Hernán Ramírez, precisó que «acá el problema no es que el estudio no esté terminado, sino que la información del ministerio da cuenta que no había contaminación en la zona y así lo dieron a conocer algunos titulares de medios de comunicación».

Aclaró que «la información que se dio era descartando un riesgo y eso nos genera preocupación porque podría prestarse a malos entendidos y así fue. Por eso, en marzo nos contactamos con los investigadores del NILU y nos informaron que en mayo estaría concluido el informe que tomó como muestra (…) sólo Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs), no considerando el dióxido de azufre o el arsénico».

Información preliminar
Sobre la información entregada por el Ministerio del Medio Ambiente, según confirmó en ese entonces el ministro (s) de la cartera, Felipe Riesco, quien dijo que «no existen riesgos para la salud de compuestos que habían generado aprensiones en la población», la seremi del ramo, Victoria Gazmuri, aclaró que los datos correspondían a información preliminar.

«Tal como se dijo en su momento, fueron los resultados preliminares del estudio. Estamos esperando que Noruega nos mande, durante el primer semestre, el informe final. Fueron resultados preliminares y vinieron los mismos profesionales del instituto noruego a entregarnos los resultados preliminares. Estamos a la espera del informe final», aseveró la seremi.

A la consulta de por qué se dieron a conocer los resultados con tanta certeza sin estar aún el estudio final, la autoridad aclaró que «fue parte del proceso, un avance de los resultados. Los resultados son preliminares y, posteriormente, ellos tienen que remitir el informe final, eso tiene concordancia con la normativa que ellos manejan y cómo funciona. Acá es una consultoría internacional».

Gazmuri aclaró que «el riesgo para la salud es materia y competencia del Ministerio de Salud; lo que explicó el profesional de Noruega es que las mediciones que se hicieron durante diciembre y enero presentaron cuáles eran los COVs presentes en el aire y, ante eso, se van a seguir haciendo mediciones durante el año, incluso lo hicieron en marzo».

«La información que se dio era descartando un riesgo y eso nos genera preocupación»

Hernán Ramírez, Investigador asociado a Fundación Terram

ANÁLISIS DE PRIMERAS MUESTRAS EN EL ÁREA

Dados los múltiples episodios de contaminación registrados el año pasado, el Ministerio del Medio Ambiente determinó generar la «huella digital» de los Compuestos Orgánicos Volátiles presentes en las tres comunas. Primeramente, se informó de una toma de muestras en 28 lugares sensibles de Concón, Quintero y Puchuncaví. A través de equipamiento especializado (cánisters y tenax samplers) se analizaron concentraciones de Metilcloroformo, Nitrobenceno, Iso-Butano, Tolueno y Sulfuro de Hidrógeno. En todos los casos se concluyó que «no hay presencia en niveles peligrosos».

Martes 30 de abril de 2019.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso.