Experto advierte peligrosidad de lodo con presencia de elementos químicos

Una seria advertencia de las consecuencias del barro que inunda la zona realizó el perito químico Angelo Espósito, de nacionalidad italiana, y avecindado por razones laborales hace siete años en la Región de Atacama.
El profesional, junto a la advertencia, criticó lo que considera la falta de capacidad de las autoridades por advertir los riesgos que implicaba para la población la existencia de relaves en la zona.
“El barro está totalmente contaminado con ácido sulfúrico, cianuro, arsénico, cadmio, plomo, mercurio; todos los metales pesados que provocan enfermedad. Más encima colapsó el alcantarillado, que provoca gases mortales. Vale recordar el caso ocurrido en Santiago que cuatro jóvenes se fueron adentro de la fosa y se mataron todos. Eso es un problema. El tema del alcantarillado está botado desde hace cinco días. Además si se seca este lodo provoca problemas, porque la neblina que sube es también un problema químico, que entra a la nariz y se va a los pulmones. Entonces todos están diciendo ‘es mentira’ lo que digo. He recorrido servicios públicos, para dar a conocer esta situación y me dicen ‘muchas gracias… pero se está solucionando’. No se soluciona nada”, sentenció.
Apuntó que “aquí no hay ningún tipo de programación…todo es a lote. Uno se levanta en la mañana y recién ahora después de ocho días están mojando las calles con polvo. En este tema entonces están diciendo mentiras. Es mucho mejor decir una mala verdad que una buena mentira”.
El profesional agrega que  ha acudido a diversas instancias a fin de advertir este grave problema sanitario que se cierne sobre la población, pero que no ha sido escuchado.
EVACUACIÓN
Señaló que una de las medidas a asumir es evacuar a la población hacia zonas que no presenten contaminación.
Angelo Espósito añade que “la única manera preventiva en este tema podría ser trabajar después del toque de queda, de noche, toda la máquina afuera; limpiar las calles. Una vez limpiada la calle sacar a toda la gente a otros sectores, sin provocar alarmas ni asustar a nadie. Sacar a todos los niños, a las mujeres embarazadas, a todos los viejos. Esto es un problema serio…esto no es barro. No es un lodo normal; es un lodo contaminado”.
Reiteró “aconsejo evacuar a la población hasta que esté todo arreglado. Se que esto obviamente puede asustar, pero es mejor que salgan todos los niños, porque toda la población de Copiapó está llena de lodo. Yo voy a pagar con mi bolsillo una muestra para tener la certeza de lo que digo”.
Criticó además los anuncios de autoridades en orden a disponer de dispositivos de medición de metales en el aire. El perito químico planteó que “esta maquinaria yo la conozco-soy un químico-, mesura solamente el metal que están. Estamos en una región que está llena de metales. No se puede decir lo contrario…metales, no ácido. Están tirando humo en los ojos (engaño). Hay presencia de metales porque estamos en una región minera. No están midiendo cuánto ácido, cuánto cianuro hay, cuánto arsénico hay, cuánto ácido sulfúrico. El ´`acido sulfñurico se está exalando. Entonces son  otra cosa. Se transformó”.
Recalcó que no existe organización al respecto de sumir la emergencia por parte de las instancias gubernativas.
Señaló además su crítica en la distribución de alimentos y ayuda a pobladores de los sectores altos de Copiapó, que en realidad no han sido afectados por las consecuencias de las precipitaciones ocurridas en la zona. Calificó como aprovechamiento de parte de los vecinos.
Espósito ahondando en conceptos advirtió en la presencia futura de cáncer en la zona, debido a los elementos químicos que a diario respiramos.
“Habrá presencia de cáncer; enfermedades respiratorias, broncopulmonar, también están saliendo otras enfermedades. Por ejemplo en el campamento Llanos II ya salieron unos casos de hepatitis; también algunas personas que han caminado descalzas se hieren los pies, y el cianuro y el ácido está ingresando al torrente sanguíneo. Esto provoca, no ahora…por eso trato que la gente me escuche, es que no es ahora que ocurra la catástrofe. Esta se verá en 15 o 20 días; un mes o dos meses, cuando empiece a desarrollarse adentro del organismo humano una enfermedad bastante grande. Estoy muy asustado..aquí no me escucha nadie, por eso acudo a Diario Chañarcillo, a plantear esta situación.  De mi propio bolsillo voy a pagar para hacer muestras del barro, y mandarlas a Santiago para examinarlas”.
Fue categórico en responsabilizadas a las autoridades de este grave problema sanitario y químico que se vive en la zona, por permitir labores mineras sin las debidas precauciones hacia la población; citando la instalación de relaves en las quebradas.
Finalmente advirtió que se requiere la adopción de medidas precisas y que en realidad beneficien a la población. “No es suficiente las vacunas…esto es una enfermedad respiratoria, es una enfermedad grave, muy grave…”.

Fuente: Chañarcillo