Fiscalía pide prisión preventiva para ejecutivos CGE, por responsabilidad en la quema de 77 mil hectáreas

    Aunque la defensa alega hoy ante el juez de Letras y Garantía de Peralillo, el abogado Cristián Muga dijo que «resulta inverosímil» la calificación de delito y la petición.

    «La libertad de los imputados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad», dijo ayer el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, tras solicitar la prisión preventiva para los tres ejecutivos de la compañía eléctrica CGE, formalizados en el Juzgado de Letras y Garantía de Peralillo como autores del delito de incendio forestal. Específicamente, por su presunta responsabilidad en cinco incendios que afectaron la zona entre diciembre y enero de este año, arrasando más de 77 mil hectáreas.

    Se trata de Pablo Yáñez Mardones, gerente técnico Región de O’Higgins; José Reyes López, jefe de mantenimiento y construcción CGE de Santa Cruz, y Esteban Vucetich, gerente explotación de red CGE Distribución.

    En la audiencia, el Ministerio Público sostuvo que «accidentes eléctricos» ocasionados por la falta de mantención y de limpieza en las franjas de protección de las instalaciones provocaron estos siniestros.

    Según los investigadores, esta presunta omisión habría significado la destrucción de 77.115 hectáreas de bosques, pastizales y vegetación, cuyo resultado fue de más de 350 personas damnificadas.

    «Los hechos así descritos configuran cinco delitos consumados de incendio de bosques, mieses, pastos, montes y plantíos del artículo 476, número 3, del Código Penal», afirmó Arias, delito cuya pena parte en 5 años y 1 día y puede llegar hasta los 20 años. «Los imputados, contando con el poder de decisión de mantenimiento de los tendidos eléctricos, no realizaron acciones conducentes a eliminar o reducir el peligro», precisó.

    Entre los antecedentes presentados por la fiscalía figuran oficios con alertas de la SEC (Superintendencia de Electricidad y Combustibles), Conaf y Onemi a la compañía eléctrica, advirtiendo sobre la urgencia de realizar la mantención eléctrica. La presunta omisión ante dichos avisos fue calificada por la fiscalía como dolo eventual.

    En tanto, solo hoy, a partir de la 9 de la mañana, la defensa de los imputados podrá dar a conocer sus argumentos para rebatir la larga exposición y los cargos de la parte acusadora.

    Pero el abogado defensor de los ejecutivos de CGE, Cristián Muga, adelantó ayer a «El Mercurio» que, «resulta inverosímil que personas que han dedicado décadas a su trabajo terminen siendo imputadas y solicitadas de prisión preventiva como si fueran pirómanas».

    Y agregó que «el delito por el cual el Ministerio Público ha decidido formalizar es un delito que, hasta ahora, ha sido reservado para personas que con intención deciden provocar un incendio. No es este el caso».

    Causas Para la fiscalía, la falta de mantención y de limpieza en las franjas de protección de las instalaciones provocaron estos siniestros.

    Fuente: El Mercurio