Francesco Starace: «No tiene mucho sentido añadir nuevas centrales al sistema»

El CEO de Enel adelanta que existen conversaciones con Colbún para entregar los derechos de agua de HidroAysén. Señala que en generación en Chile quieren crecer vía adquisición y en Argentina impulsarán un plan para la distribución eléctrica.

Satisfecho está Francesco Starace, CEO de Enel, con la aprobación que tuvo el proceso de fusión de las compañías Enersis Américas, Endesa Américas y Chilectra Américas en sólo Enersis Américas.

Pese a que aún hay que esperar el resultado del proceso de derecho a retiro de los accionistas minoritarios, que se conocerá 30 días después de la realización de la junta que ocurrió el 28 de septiembre pasado, el ingeniero nuclear se mostró confiado en que no habrá una salida mayor al 10% de los minoritarios y por eso está seguro de que el proceso será declarado exitoso.

En las poco más de 24 horas que estuvo en Chile, Starace almorzó con los principales ejecutivos que el grupo tiene en Chile y participó de un seminario organizado por el Ministerio de Energía y las empresas distribuidoras para iniciar el diálogo para modificar la regulación de este sector. “Nuestra experiencia de este proceso en Europa es que requiere de claridad de objetivos y una planificación de las etapas. Se puede crear valor y añadir valor al cliente si se planifica bien y si se miran los errores que otros han hecho”, señala al tratar el tema.

También en esta entrevista detalla que la compañía no quiere desarrollar nuevos proyectos de generación en Chile, debido a la sobrecapacidad instalada que están viendo en el mercado para los próximos dos años, y, además, adelanta que el grupo quiere empujar una solución con Colbún para tratar de devolver los derechos de agua que ambas compañías tienen en la Región de Aysén, donde iban a construir HidroAysén.

¿Hoy (miércoles) se cierra la reestructuración de Enersis en Chile y Latam, ¿está satisfecho, pese a las complejidades que tuvieron en estos casi dos años?

Estamos muy contentos de que este día al final llegó. Hay mucha gente contenta, porque la votación es muy explícita (88,3% Enersis Américas y 81,8% Endesa Américas). Es una gran satisfacción para mí y para toda la gente que trabajó en esto, porque se demuestra que se puede simplificar una estructura. Ahora empieza una nueva etapa, que es la implementación de estas fases de creación de valor en un momento de transición de la industria que es muy interesante.

¿Cuál será el foco del grupo: Chile o Latam?

Chile es el país más importante y es el país que está más adelantado, pero como consecuencia de esta reorganización se abren muchas cosas. Ahora es posible enfocarse en Chile como Chile pide, que es diferente de lo que están pidiendo, por ejemplo, Argentina y Colombia. Antes era un mix donde no había enfoque. Ahora eso ya es posible y se ven los resultados. Una prueba de ello es el éxito que hemos tenido en la licitación eléctrica en Chile, que fue un éxito para el país y para nosotros también.

Ustedes se adjudicaron el 50% de la oferta, ¿cuáles son las expectativas para la licitación que el gobierno impulsa para fin de año?

Nosotros nos hemos puesto a analizar un primer problema: creemos que en Chile el balance entre energía producida y energía consumida se está acercando a un equilibrio muy estrecho, y si no cambia nada, pensamos que puede ser posible que en dos o tres años más el país tenga un exceso de producción que la demanda no podrá absorber. Cuando nos enfrentamos a esa eventualidad, lo que hacemos es mirar lo que tenemos y cubrir la producción de nuestras plantas futuras, y eso lo hemos logrado con esta licitación. En este proceso hubo otros que no ganaron y ellos tienen el problema de tener una capacidad productiva que en este momento está sin cobertura de demanda. Creo que ellos van a estar muy enfocados en la próxima licitación.

¿No ven necesario participar?

Nosotros ahora estamos bastante equilibrados entre demanda y oferta, y si me pregunta ¿vamos a ver oportunidades de crecer más con nuevas plantas?, no lo sé. Esta fue la licitación madre. Las otras serán para ajustes.

¿Con esa decisión se puede entender que el grupo no concretará más inversiones en generación en Chile?

Tenemos que hacer una inversión de casi US$ 500 millones para cubrir el adicional que hemos logrado en la licitación y tenemos proyectos que están en tramitación.

¿Endesa Chile sólo crecerá bajo el mando de Enel Green Power (EGP)?

No. El crecimiento de Endesa Chile será en muchas cosas, pero será proporcional al crecimiento de la demanda eléctrica. Hoy se mira un potencial de overcapacity (sobrecapacidad instalada) donde crecer no es lo que queremos hacer si sólo consideramos aumentar el tamaño de MW. La manera de crecer en base a construir una nueva central no es la única. Hay otras maneras de crecer: crecer con rentabilidad, crecer con calidad de servicio, crecer con la agregación de otros que pueden sufrir con esta competencia.

¿Enel le está poniendo un freno  a la construcción de nuevas centrales en Chile?

Vamos a crecer, porque estamos construyendo Los Cóndores y otras centrales de energía renovable. Después de esto, no tiene mucho sentido añadir nuevas centrales al sistema. Podría tener sentido la compra de centrales de la gente que no puede sustentarse, porque no es competitiva como sistema. Eso también es crecimiento.

EGP y Endesa Chile

¿Cómo ve la discusión entre los directores de Endesa Chile y la compañía por el joint venture que se propuso con EGP?, porque ellos quieren  una fusión de las compañías. ¿Ustedes se abren a debatir ese punto?

Siempre hemos dicho que la oferta que hemos hecho era que Endesa Chile tenía una opción, a costo cero, de elegir participar proyecto por proyecto con Enel Green Power e invertir hasta el 40%. Una fusión entre sociedades es otra cosa y para nosotros no es algo que nos interesa discutir. La oferta siempre fue esa desde el primer momento, porque deja a Endesa la libertad de elegir si invierte o no. Eso es.

¿Pero Endesa no quedaría en desventaja si ustedes quieren centrar el crecimiento en Chile en energía renovable?

Si el crecimiento se acaba, se acaba para Endesa y para Enel Green Power también. Es que esta obsesión de crecimiento para el crecimiento no tiene sentido. Eso es algo muy peligroso. Ya sabemos que existe un overcapacity y si miramos hacia dos años más, en ese período vamos a construir Los Cóndores y todas las centrales de EGP. No tiene sentido añadir más MW. Además, habrá gente desesperada que no sabrá qué hacer con sus proyectos. En ese escenario, ¿cuál es el crecimiento que Endesa Chile va a perder?, ninguno.

¿Hasta cuándo entonces extenderán esa discusión si no hay punto de encuentro?

No depende de nosotros, pero la opción siempre estará. Endesa la puede tomar cuando quiera. Si la cerramos ahora o la cerramos en tres meses más, Endesa no pierde nada. No hay apuro.

HidroAysén: devolver derechos

La compañía devolvió los derechos de agua de los proyectos Puelo y Futaleufú, que finalmente no se construirán. ¿Por qué no se hace lo mismo con los derechos de HidroAysén?

A diferencia de los otros derechos de agua, donde somos los únicos dueños, ahí podemos decidir lo que queramos. En este asunto de HidroAysén no somos los únicos dueños, tenemos otro socio. La decisión sobre lo que tenemos que hacer no la podemos tomar nosotros solos, tenemos que tomarla junto con ellos. Esa es la única motivación porque HidroAysén ha tenido un trato diferente.

Entonces, ¿si fueran solamente de ustedes, los devolverían?

Creo que sí.

¿Lo han conversado con Colbún?

Eso es algo que la gente de Chile está haciendo, pero no sé hasta qué punto eso está avanzado. Este no es un problema de hoy solamente, este es un problema que ya lleva dos años, cuando empezó el problema con HidroAysén. Creo que el tiempo al final va a demostrar que de una manera o de otra tenemos que tomar una decisión juntos en esto. Espero que sea pronto, porque en este caso, sí estamos pagando por tener esos derechos de agua.

¿No harán nada en esa zona?

Tenemos que hacer cosas, pero que se puedan hacer, porque tener un derecho de agua oneroso, porque se paga, sin una mínima probabilidad de ejecutarlos… Hacer una inversión que a la gente no le gusta no tiene sentido, menos mirando el balance de la demanda y oferta. Es una pena. Puede ser que otros intenten hacer otras cosas con esa agua. Además, no se justifica lo oneroso que es el pago anual que tenemos que cancelar.

¿Cuánto tiempo más se seguirá pagando ese costo oneroso? 

Muchos años, porque somos una compañía de gran tamaño. Es que ese es el problema, porque si fuera yo, con mi plata, ya serían devueltos.

Entonces, ¿cómo compañía están dispuestos a seguir esperando?

No. Creo que hay que encontrar una solución pronto. Creo que será este año o máximo el año próximo, pero no podemos hacerlo solos.

¿Ya no esperarán la decisión del Tribunal Ambiental ni de la justicia ordinaria?

No, porque ese plazo puede ser muy largo. El análisis es cómo confrontar plata real, que son estos costos, con hipótesis de creación de valor con una probabilidad muy pequeña de realizarse. Es muy fácil ver qué es lo más real en esto. Vamos a intentar empujar una solución, pero eso no lo estamos haciendo desde Roma, sino que desde acá.

¿Con los derechos de Neltume quieren hacer lo mismo?

Ya hemos anticipado que no vamos a seguir con ese proyecto. No es un proyecto sustentable y eso lo podemos decir hoy.

¿No corre más Neltume?

No este Neltume de un tamaño grande, con una oposición bastante fuerte, con un esquema de tramitación imposible y con un plazo que no es claro, no.

¿Lo quieren rediseñar o quieren dar vuelta la página?

Lo vamos a decidir en los próximos meses.

Entonces, ¿tiene una esperanza?

Pequeñísima.

Distribución: foco del grupo

¿La digitalización será el foco futuro de la compañía en Chile?

Estoy bastante optimista con el plan piloto de cambiar los 50 mil medidores eléctricos que Chilectra está impulsando y queremos ver si es posible un cambio en todo Santiago. Ahí estamos hablando de 1,8 millones de medidores, lo que significa una inversión bastante importante (unos US$ 250 millones) y así hacer la transformación digital de toda la red de distribución. Este plan piloto tiene como objeto demostrar a la sociedad chilena, a los clientes y a las autoridades que tiene sentido hacer un cambio desde un medidor analógico hacia un medidor digital.

¿Cuál es el beneficio que ve en eso?

La experiencia que tenemos en Italia es que todo el sistema eléctrico se comporta de manera más eficiente. El cliente tiene una visibilidad mucho más grande de cómo está consumiendo su energía y puede aprovechar  eso para ahorrar o consumir de manera más inteligente.

Por el lado de la distribuidora, es un sistema más eficiente, reacciona bien con las variaciones de la generación distribuida, que es lo que vamos a ver más adelante, y con la penetración de las renovables. Estas tres cosas viajan juntas, y como Chile es un país con un potencial renovable muy fuerte, con una capacidad tecnológica avanzada y con gente con poder de compra a alto nivel, será el primer país de Latinoamérica donde esto va a desarrollarse.

Fuente: La Tercera