Frente de Defensa Ecológica Austral por proyecto en Isla Riesco: “Ya se han secado dos lagunas por el impacto de Mina Invierno”

Paulino Vial, vocero del Frente de Defensa Ecológica Austral, analiza el proyecto Mina Invierno y las consecuencias que ha dejado en Isla Riesco.

Como un disparo en los pies. Así define Paulino Vial, vocero del Frente de Defensa Ecológica Austral, el giro que dio el proyecto Mina Invierno cuando decidió comenzar a utilizar tronaduras en Isla Riesco, donde explotan carbón sub bituminoso desde 2013.

“La mina se instaló desde un principio con algunas falencias dentro de lo que ellos legalmente podían hacer. Por ejemplo la fragmentación del proyecto en varias partes y también empezaron con cosas raras como donde iba a parar la decantación de lo que iban sacando, los drenajes, empezamos a ver eso. Y a medida que fue creciendo el proyecto comenzaron las primeras falencias como efectos nocivos respecto a la naturaleza, como las primeras contaminaciones de chorrillos, material particulado en suspensión y una seguidilla de faltas en la extracción”, dice Vial.

Sobre ese punto recalca que en el material entregado en la fase previa a la aprobación del proyecto se estableció “implícitamente en varios tomos que la extracción complementaria no iba a hacer con explosivos, sin embargo más adelante se terminaron de dar cuenta que no iba a poder obtener el material carbonífero solamente con palas como se estaba llevando a cabo. Ahora era tan dura la corteza de la tierra que había que perforarla con tronaduras para llegar al manto carbonífero”.

Vial recalca que la mina no está obligada a paralizar, sino que tiraron la toalla al no poder seguir desarrollando la extracción con explosivos. “Pueden seguir funcionando pero con las medidas establecidas al principio. Ahí se hace efectiva la medida cautelar que establecimos, que apunta a que si quieren usar tronaduras debe ser bajo cierto nivel, lo que a ellos no les conviene. Ahí ponen, como moneda de cambio, a los trabajadores, siendo que con ellos llevan varias disputas: los trabajadores se sindicalizaron y van varios paros. Lo que estamos viendo ahora es nada más que las consecuencias de lo que ellos sembraron”, añade.

Paulino Vial hace hincapié en la pasividad de las autoridades locales, quienes, según dice, no han hecho nada ante los puestos de trabajo que se perderán en la región y los avisos de distintas organizaciones medioambientales: “Desde hace nueve años que venimos avisando esto, pero nadie ha hecho nada. Desde un principio dijimos que esto tendría consecuencias nefastas para la región.

Además, explica que los impactos ambientales “ya están a la vista. Esta es una mina se tajo abierto entonces lo que va a quedar ahí es material estéril y en la región ya tenemos ejemplos muy duros de esto. En la zona se han secado dos lagunas, sin contar toda la flora y fauna que se ve afectada en la isla. Un dato no menor es que se comprobó la existencia de una familia de huemules en la isla y que tendrán que lidiar con estos daños irreversibles. También hay que decir que este proyecto cuenta con otras cuatro minas en la Isla Riesco, por las que nosotros seguiremos peleando”, dice.

 

Martes 25 de junio de 2019.

Fuente: The Clinic.