Funcionarias de la PDI sufrieron intoxicaciones tras diligencias en Enap por crisis en Quintero

Un informe de la PDI dirigido a la Corte de Apelaciones de Valparaíso reportó que dos funcionarias de la institución sufrieron intoxicaciones luego de diligencias en Enap por la situación ambiental en Quintero.

Según relata el documento con fecha de 2 de octubre, suscrito por el subprefecto Delfín Olguín, jefe de la Prefectura de Viña del Mar, los días 25 y 26 de agosto, personal de la Bidema Metropolitana, junto a peritos del Lacrim Central, se apersonó en las instalaciones de Enap, tomando muestras desde dichas dependencias.

Estas incluyeron un sector en remodelación y ampliación, tomándose muestras referidas a los líquidos contenidos en las piscinas de ambos sectores. Según los informes, había presencia de hidrocarburos volátiles.

Luego de concurrir a estas instalaciones, y una vez finalizadas las pericias, personal de la Bidema presentó “malestar asociado a intoxicación por gases” mientras regresaba a Santiago.

Dos subcomisarias fueron trasladadas al Hospital de Carabineros, donde se acreditó a través de un certificado de atención de urgencia “sintomatología coincidente con la de personas afectadas en la comuna de Quintero”.

Además de este episodio, el documento detalla diversas diligencias realizadas por la PDI en la zona desde el 21 de agosto hasta el 5 de septiembre, en el marco de un recurso de protección presentado por la Municipalidad de Quintero y de la orden de investigar del fiscal Mauricio Dunner.

Estas incluyeron entrevistas con funcionarios y muestreos en una decena de empresas.

El informe concluye, de acuerdo al resultado de distintos peritajes, que de las mediciones efectuadas en las piscinas de decantación de Enap se obtuvieron trazas de hidrocarburos volátiles, compuestos, los que derivaron a empresas colindantes a Enap, “con manifestaciones clínicas asociadas a dichos compuestos, pudiendo asociar a través de la evidencia recolectada que las piscinas de decantación de Enap corresponden a una fuente que aporta gases que pueden afectar la salud de las personas”.

Los episodios de contaminación ambiental comenzaron el 21 de agosto. Según el Ministerio del Medio Ambiente, los gases derivados de hidrocarburos son los principales sospechosos de causar la emergencia.

Hasta el momento, 850 vecinos de Quintero y Puchuncaví han pedido a la Corte de Apelaciones que intervenga en la emergencia química, mientras que 287 se han querellado por intoxicación.

En total, la Corte tramita 12 recursos de protección.

INVESTIGACIÓN
La PDI inició los trabajos en la zona el 21 de agosto, día de la primera emergencia ambiental.

Fueron trasladadas al Hospital de Carabineros, donde se acreditó “sintomatología coincidente con la de personas afectadas en la comuna”. 

 

Miércoles 10 de octubre de 2018.

Por Pablo Reed.

Fuente: Nacional / El Mercurio