Gas mercaptano: El nuevo sospechoso de la crisis de Quintero

Se constató la presencia de dos estanques de mercaptano, donde se percibió un fuerte olor a dicho gas, observándose que existían cintas que rodeaban las tuberías. El operador (…) corroboró la ocurrencia de una filtración de cañería, no pudiendo precisar el día exacto de dicho evento”.

Enfrentada a la crisis por emanaciones tóxicas en la bahía de Quintero, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) ha levantado cargos en contra de dos empresas en la última semana: Enap y Gasmar. A la petrolera, por su mal manejo de residuos industriales. Y a Gasmar, por deficiencias en el funcionamiento de su sistema de antorcha. Y hoy requirió información a la Municipalidad de Quintero por un incendio ocurrido en su vertedero el 27 de agosto, que podría vincularse al último episodio crítico del 4 de septiembre.

Sin embargo, en el informe de formulación de cargos de la SMA sobre Gasmar, emitido el lunes 10 de septiembre, surge un elemento que el fiscalizador no incluyó en su proceso sancionatorio, pero que podría complementar al menos la explicación de las intoxicaciones en Quintero y Puchuncaví.

En su punto 38, se señala que en su visita del 2 de septiembre, el inspector se dirigió a revisar el manejo del gas mercaptano de la planta de Gasmar y allí detectó una fuga: “En el sector denominado ‘Trinchera’ se percibió un fuerte olor asimilable a hidrocarburos, con condiciones metereológicas soleado y viento dirección norte (el pueblo de Quintero se encuentra al norte de la bahía), el cual se percibía de manera intermitente. En el área denominada ‘Estación Mercaptano’ se constató la presencia de dos estanques de mercaptano, donde se percibió un fuerte olor a dicho gas, observándose que existían cintas que rodeaban las tuberías. En razón de dichas cintas, el operador de isla, Sr. Marcelo Bernal, corroboró la ocurrencia de una filtración de cañería, no pudiendo precisar el día exacto de dicho evento”.

La SMA constató la fuga de gas, pero la omitió en su formulación de cargos, dado que “no se encuentra vinculado a ningún instrumento de gestión ambiental de competencia de esta superintendencia”. En palabras simples, según la Ley de Bases del Medio Ambiente de 1994, la SMA sólo puede revisar y actuar sobre instalaciones que cuenten con Resolución de Calificación Ambiental (RCA), es decir, construidas después de 1997.

Y como estos ductos en los estanques de mercaptano de la planta de Gasmar fueron instalados antes de esa fecha, no las cubre la RCA. Por eso, la superintendencia optó por enviar los antecedentes a la Seremi de Salud de la Región de Valparaíso y a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles.

Un elemento ya aludido

En diciembre de 2017, el profesor Francisco Cereceda de la Universidad Técnica Federico Santa María, junto con el Centro de Tecnologías Ambientales CETAM y el Laboratorio de Química Ambiental, realizó un estudio solicitado por el Ministerio de Medio Ambiente luego de que se detectaran episodios de malos olores en la zona. Debía monitorear la meteorología y los gases atmosféricos Metano (CH4), Amoniaco (NH3), Hidrocarburos no Metánicos (NMHCs) y Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs). En sus conclusiones, señala textualmente: “Muy probablemente y según los
antecedentes que se pudieron recopilar durante las visitas industriales a los lugares de muestreo de la zona de estudio, este olor debería corresponder en primera instancia a mercaptano, compuesto perteneciente a la familia de los VOCs. (…) El análisis factorial realizado permitió asociar las concentraciones de VOCs observadas en Quintero
con aquellas observadas en Gasmar, indicando que su origen, muy probablemente, podría ser común. Esto implicaría que Quintero se encontraría afectado, muy probablemente por las emisiones de VOCs provenientes de Gasmar”.

Consultado Cereceda por si el mercaptano puede generar los efectos en la población vistos en la bahía de Quintero, respondió: “La respuesta es correcta. Este compuesto sufre varias transformaciones en la atmósfera pudiendo generar incluso un compuesto más tóxico que el propio mercaptano originalmente emitido producto de una fuga”. Sin embargo, aclaró que en su estudio no se midió mercaptano, sino que sólo se detectaron VOCs, y dijo que con los antecedentes hoy disponibles, no se puede responder si fue esta fuga la causante de la crisis “ya que no se focalizó el monitoreo en los días de la emergencia (para) detectar este compuesto químico, por lo que no se midió en la zona durante los días de la intoxicación. Además tampoco se tomaron las respectivas muestras de sangre y orina a los pacientes ingresados por intoxicación al hospital como debía haberse hecho”.

Según explica el doctor en ingeniería medioambiental y académico de Ingeniería Química de la Usach, Luis Díaz, “este gas, al tener contacto con el organismo, produce los mismos efectos presentados por la población de Quintero y Puchuncaví. Por ser hediondo, en algunas personas le produce náuseas o dolor de cabeza”. Un informe de la Onemi, emitido el sábado 25 de agosto, dice: “Al momento se reportan seis personas con síntomas de intoxicación, cinco de ellas trabajadores de la empresa Gasmar, quienes están siendo atendidos en el Cesfam de la localidad de Ventanas”.

La declaración de Gasmar

Gasmar es un importador mayorista de gas licuado de petróleo (GLP) que tiene su terminal portuario en Quintero, donde posee cinco estanques de almacenamiento, y que lleva ese gas a Santiago. Es propiedad en 63,75% de Gasco (controlado a su vez por la familia Pérez Cruz) y en 36,25% por Abastible (grupo Angelini). Su presidente es Ricardo Cruzat, quien fue gerente general de Enap en el primer Gobierno de Sebastián Piñera.

La declaración pública que emitió el lunes la filial de Gasco tras la formulación de cargos no hace referencia al mercaptano ni a la fuga de gas. Y consultada hoy la empresa, un asesor dijo que como el informe de la SMA le otorga 10 días hábiles para aclarar lo ocurrido con el ducto, no se puede comentar al respecto antes de responder
oficialmente a la autoridad. En la respuesta conocida hoy de Gasmar al recurso de protección interpuesto por el senador Francisco Chahuán, sus abogados Gabriel Zaliasnik Ariela Agosin y Daniel López dicen que el mercaptano “es efectivamente utilizado por abogados Gabriel Zaliasnik, Ariela Agosin y Daniel López dicen que el mercaptano es efectivamente utilizado por nuestra representada (…) con el objeto de odorizar el GLP que importa (…) dicha adición es incorporada al GLP en un
proceso hermético (…) por lo que no contempla emisión de ningún tipo a la atmósfera”.

Qué es el mercaptano

El mercaptano es un gas incoloro compuesto de carbono, hidrógeno y azufre, con un olor fuerte y desagradable, similar al de huevos podridos, perteneciente a la familia de los VOCs (compuestos orgánicos volátiles). Este compuesto sulfurado se usa como aromatizante del gas natural de uso residencial, como elemento de seguridad, de
manera de que se perciba el típico “olor a gas” cuando existe una fuga, pues el gas licuado o el gas natural son inodoros. Al realizar una rápida búsqueda en internet sobre este gas, se detecta que ha estado relacionado a varios casos de intoxicaciones en otros países. “Fuga de mercaptano afectó a 6 mil personas”, dice un titular de un diario en Panamá por una filtración ocurrida hace un año en Balboa.

 

Miércoles 12 de septiembre de 2018.

Por Ignacio Badal y Sergio Sáez.

Fuente: Lasegunda.com