Gobierno adjudica terrenos a ocho eléctricas para invertir en energías renovables

    Entre las compañías ganadoras destacan las firmas europeas Electricité de France (EDF), Engie, Enel y SolarPack.

    Pese al complejo escenario que atraviesa el país por el impacto de la pandemia del coronavirus, el Ministerio de Bienes Nacionales concretó la adjudicación de terrenos fiscales en el norte del país para el desarrollo de proyectos energéticos, que demandarán una inversión superior a los US$ 2.500 millones.

    En total, son ocho las empresas del sector energético que se adjudicaron los inmuebles estatales y entre las compañías ganadoras destacan las firmas europeas Electricité de France (EDF), Engie, Enel y SolarPack.

    ‘Creemos que este proceso es una muy buena noticia para Chile, porque demuestra que nuestro país sigue siendo un muy buen lugar para invertir y atraer recursos para el progreso de todo el país’, dijo el ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit.

    Las otras empresas que se adjudicaron parte de los terrenos fiscales son Solar Century, CopiapoEnergíaSolar, Sonnedix y Caldera Solar.

    La recepción y apertura de ofertas ocurrió en los últimos días y forma parte de un plan que impulsa la cartera de Bienes Nacionales para poner en marcha nuevos proyectos y reactivar así la golpeada inversión tras la expansión del covid-19 en el país.

    ‘Nuestro plan de licitaciones contribuirá a reactivar la economía, y a generar más empleos en nuestras regiones, en proyectos energéticos, en infraestructura industrial o en proyectos en el sector de la construcción, todos rubros que han sido fuertemente afectados y que requieren de un gran impulso’, dijo Isamit.

    En total, 16 son los terrenos que se habían dispuestos para emplazar proyectos de energías renovables, ubicados en las regiones de Tarapacá (4), Antofagasta (9) y Atacama (3). Los inmuebles alcanzaban una superficie de 9.653,58 hectáreas y un valor comercial estimado de UF 1.680.183 (US$ 48,2 millones).

    Tasa de adjudicación

    El proceso en su etapa final contó con la recepción de 15 ofertas por 11 de los terrenos licitados. De este modo, se alcanzó una tasa de adjudicación del 68,75%, explican en el ministerio.

    La entrega de estos terrenos se realiza a través de la modalidad de concesión de uso oneroso, lo que significa un ingreso adicional para el Estado. Así, respecto de los ingresos esperados y considerando las licitaciones adjudicadas (11), la suma de las rentas concesionales anuales fijas ofertadas, en su totalidad, alcanza un valor de UF 95.716 (US$ 2,7 millones).

    Desde el ministerio explican que esta cifra se ubica 9,4% por sobre las rentas concesionales fijas mínimas exigidas para estos inmuebles (UF 87.489, equivalentes a US$ 2,5 millones). En su totalidad, entendiendo que los terrenos se concesionarán por 40 años, el ingreso recaudado esperado por este ítem asciende a UF 3.828.650. (US$ 110 millones).

    Los proyectos a ejecutar en los 11 terrenos en que se presentaron las ofertas comprometen 2.614 MW, lo que representa un 10,6% de la capacidad instalada actual del sistema.

    Respecto a la inversión considerada para estos proyectos, las ofertas recibidas implicarían una inversión aproximada de US$ 2.536 millones por parte de las empresas generadoras. Esta estimación se realiza en base al último informe de precio de nudo lanzado por la Comisión Nacional de Energía (CNE), en el que se considera una inversión mínima de US$ 970 por KW.

    Fuente: El Mercurio