Gobierno de Piñera pedirá consultoría internacional para mejorar evaluación ambiental de proyectos de inversión

    Se estudiará solicitar ayuda a la OCDE u otro organismo especializado:

    Sistemas utilizados en Estados Unidos y en algunos países de Europa estarían en la mira, según uno de los coordinadores de la comisión de Medio Ambiente del comando, Ricardo Irarrázabal.

    Casos como el polémico rechazo al proyecto minero-portuario Dominga pusieron en tela de juicio la institucionalidad ambiental y el mecanismo que utiliza el país para evaluar las grandes iniciativas de inversión.

    Desde el mundo privado comentan que el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) debería modificarse para entregar mayores certezas, lo que podría ocurrir tras la instalación del gobierno de Sebastián Piñera, ya que en su programa contempla medidas para mejorar este instrumento.

    Y un insumo clave para decidir estos cambios será solicitar una consultoría internacional para actualizar esta herramienta, tomando en cuenta las experiencias exitosas de otros lugares del globo, comenta uno de los coordinadores de la comisión de Medio Ambiente del comando de Piñera, Ricardo Irarrázabal.

    “Actualmente existen muchas opiniones sobre eventuales modificaciones a un sistema que se creó en 1997 en un contexto bastante distinto al actual y que requiere ser modificado y comparado con la experiencia internacional en la materia”, opina el también ex subsecretario del Medio Ambiente.

    Pone el ejemplo del modelo de Estados Unidos, correspondiente a un sistema de evaluación más acotado y enfocado en el riesgo ambiental o la experiencia europea, que se concentra en los proyectos de mayor riesgo ambiental. “También hay que tener presente que las legislaciones latinoamericanas, que se crearon siguiendo el modelo chileno, también se han ido modificando en el tiempo”, añade.

    Irarrázabal comenta que, por ejemplo, se le podría pedir ayuda a la OCDE o a otras instituciones de prestigio internacional que puedan colaborar en esta materia, como por ejemplo la IAIA (International Association for Impact Assessment).

    En el corto plazo, según señala el programa de Piñera, buscarán fortalecer el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), tecnificando los pronunciamientos sectoriales, acotando los plazos, mejorando los procedimientos de evaluación y generando instancias de diálogo temprano entre la comunidad, los titulares del proyecto y la autoridad.

    Comisión presidencial

    La consultoría internacional no será el único insumo que tendrá el nuevo gobierno para decidir, eventualmente, modificaciones a la ley medioambiental. Según Irarrázabal, también rescatarán ciertos aspectos tratados en la comisión presidencial conformada por la Presidenta Michelle Bachelet para mejorar el SEIA.

    Sobre este punto, el experto sostiene que el Ejecutivo tramita acotados cambios al reglamento SEIA, recientemente aprobados por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

    “Es un resultado, en mi opinión, muy pobre en relación con el trabajo de la comisión asesora presidencial para reformar el SEIA, la cual planteó temas más relevantes y que significaban cambios legales, además de los reglamentarios”, subrayó.

    Los cambios que se propongan, y que surjan del análisis de insumos como la consultoría internacional o la comisión presidencial, requerirán de un amplio consenso en caso de optarse por reformas legislativas. “Esto supone la generación de consensos técnicos y políticos en la materia, bajo una lógica de políticas de Estado. Esto es lo opuesto a la lógica de la retroexcavadora”, opina Irarrázabal.

    Destrabar inversiones

    El programa de Piñera contempla también agilizar ciertos proyectos de inversión, pero la ex autoridad apunta que esto no será saltarse la institucionalidad.

    “Son todos proyectos que ya cuentan con Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable, pero que por diversas razones no se han podido concretar, muchas veces por razones burocráticas y de papeleos, y en que no se han cumplido los plazos que tiene el mismo Estado para pronunciarse”, dijo.

    Agregó que “uno puede mejorar los plazos de evaluación ambiental de los proyectos, sin menoscabar las exigencias y la calidad de la evaluación. Eso es una tarea principalísima del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) como administrador del sistema, y que debiera materializarse con mejoras en su gestión interna y en su relacionamiento con los otros servicios”.
    En el corto plazo

    El programa de Piñera se compromete a fortalecer el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), tecnificando los pronunciamientos sectoriales, acotando los plazos y mejorando procedimientos.

    Fuente: El Mercurio/Hernán Vargas S.