Greta Thunberg, la niña que viene a Chile a «tirarnos las orejas» por el cambio climático