Grupo Luksic enfrenta millonaria demanda por daño ambiental

Pescadores acusan un supuesto derrame de ácido en el puerto de Michilla. Empresa minera se defiende.

Una demanda de indemnización de perjuicios por los daños que habría generado un derrame de ácido sulfúrico en el Terminal Marítimo Michilla, ubicado en la Región de Antofagasta, presentó un grupo de 219 pescadores artesanales, recolectores y buzos pertenecientes a la Caleta de Cobija en contra de Minera Michilla, de propiedad de Antofagasta Minerals, el brazo minero del grupo Luksic.

De acuerdo con el texto legal, los demandantes exigen a la empresa el pago de $13.140 millones (unos US$19,8 según el dólar de ayer), por el daño medio ambiental y por la “pérdida de chance” y daño moral, que habría ocasionado el incidente, acontecido el 25 de septiembre de 2017.

“El desastre medio ambiental provocado por el derrame de ácido sulfúrico, que acaece aproximadamente a 20 km al sur de Caleta Cobija (…) se produce debido a fisura en flexible de transferencia del Terminal Marítimo Michilla. Las consecuencias ambientales y por añadidura productivas de un evento de estas características pueden prolongarse por décadas, imponiendo una carga tóxica de varias generaciones a dicha comunidad”, dice el escrito presentado por el abogado César Barros.

En su respuesta al tribunal, la compañía -asesorada por el estudio Parraguez & Marín- señaló que después de la detección de la filtración, se operó oportunamene, tomando una serie de medidas preventivas y correctivas que permitieron que no se generara daño ambiental, lo que según el texto legal fue acreditado por diversos organismos.

Consultada la empresa, de manera oficial, explicaron que “los informes entregados por organismos privados y públicos que informaron sobre el incidente de septiembre de 2017 no registraron presencia de recursos hidrobiológicos afectados o potencialmente afectados por este incidente”.

“Los mismos hechos objeto de la presente demanda anteriormente se presentaron en tres recursos de protección interpuestos por, entre otros, el Sindicato de Trabajadores Independientes, Buzos Mariscadores, Pescadores y Artesanos de Caleta Cobija. Todos estos recursos de protección fueron rechazados por la Corte de Apelaciones de Antofagasta, decisión que, posteriormente, fue ratificada por la Corte Suprema”, agregó AMSA.

Miércoles 29 de agosto de 2018.

Fuente: Pulso / La Tercera