Guerra por Salar de Atacama escala al TC: Grupo Errázuriz arremete contra SQM por pertenencias mineras

El caso viene a ser una batalla más entre grandes conglomerados mineros por el denominado oro blanco, que ven con fuerte interés las cuantiosas reservas de litio del Salar de Atacama con bajos costos de producción.
El pasado martes 30 de abril, la Sociedad Legal Minera NX UNO de Peine –consorcio vinculado al Grupo Errázuriz y la empresa coreana Samsung– presentó un recurso de inaplicabilidad ante el Tribunal Constitucional a fin de evitar la prescripción de una querella que presentó en contra de un ingeniero que durante el año 2012 favoreció a la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) en la inscripción de pertenencias mineras.

“Según información con que contamos, esta operación fue instruida por ejecutivos de SQM, quienes a su vez recibieron estas instrucciones de gerentes de la compañía, cuyas identidades también se están estableciendo. Las conductas descritas también incluyen a los directores de la sociedad SQM que, enterados de la situación y algunos habiendo intervenido en su gestación, no han hecho nada por revertirla, sino que han sacado provecho de esta. Respecto de cada una de estas personas nos reservados las acciones que procedan”, acusó la minera representada por el abogado Miguel Soto Piñeiro, quien recalcó que las pertenencias que inscribió SQM pertenecen a NX UNO.

Se trata de 81 pertenencias mineras ubicadas al sur oriente del Salar de Atacama vinculadas a NX UNO que aún no son explotadas y que -a su juicio-, el perito Roberto Torrejón Gallardo sobre mensuró a favor de SQM. Según el mismo escrito, “el consorcio tiene su origen en un proyecto de explotación de potasio y litio, en campos de más de 22.000 hectáreas, lo que transforma actualmente a este proyecto minero en uno de los de mayor envergadura para la explotación de estos recursos minerales.”

El caso viene a ser una batalla más entre grandes conglomerados mineros por el denominado oro blanco, que ven con fuerte interés el Salar de Atacama debido a sus cuantiosas reservas de litio con bajos costos de producción. De hecho, hace décadas SQM y NX UNO vienen asegurando pertenencias mineras con la idea de prepararse ante la creciente demanda por litio y la fabricación de baterías recargables para vehículos eléctricos.

Pero la disputa entre NX UNO y SQM es de larga data e incluso alcanzó la Corte Suprema. Ello luego que el máximo tribunal acogiera los requerimientos de la minera ligada al Grupo Errázuriz para validar las pertenencias mineras constituidas en base al artículo 84 del Código de Minería. “Dicha resolución de la Corte Suprema agregó que el Sernageomin informó la superposición de las mismas, y en una sentencia procedió a acoger las oposiciones de nuestra representada, ya desestimar las demandas de nulidad iniciadas por SQM”, sostuvo el escrito.

Desde SQM declinaron responder a la consulta formulada por La Tercera PM, mientras se mantenga el procedimiento judicial.

Cabe destacar que actualmente, sólo Albemarle y SQM mantienen operación en el Salar de Atacama.

La batalla que viene

Alonso Barros, abogado de la Fundación Desierto de Atacama sostuvo que la disputa entre el Grupo Errázuriz y SQM no le genera sorpresa. “Hay que recordar todas las pertenencias mineras que sobre inscribió SQM y que pertenecían a Corfo en el Salar de Atacama y hubo un juicio arbitral por esto. Hay una práctica habitual de SQM que es tratar de agarrar pertenencias mineras a la mala, sobre inscribiendo”, recalcó.

En el Salar de Atacama se avecina una batalla por la explotación de litio y que va de la mano a la mayor demanda por electro movilidad. En efecto, compañías como Wealth Minerals y LiCo Energy Metals han formalizado su interés extraer salmuera con pertenencia y pozos en la zona. Sin embargo, uno de los problemas que enfrentarán es la oposición de las comunidades indígenas a dicha explotación minera por medio de camiones aljibes.

Por medio de un comunicado, a fines de febrero anunció que había decidido abandonar completamente el proyecto Purickuta en el norte de Chile. LiCo citó múltiples retrasos asociados con sus planes de exploración en la propiedad durante los últimos 18 meses debido a la oposición de la comunidad indígena local que la compañía considera “inmensa y generalizada”. Como tal, la compañía cree que no hay forma de que el proyecto pueda ser realista Explorado o desarrollado en el futuro por cualquier entidad corporativa.

Lunes 6 de mayo de 2019.

Fuente: La Tercera.