Holanda acabará con la energía del carbón en 2030

    Holanda ha expresado su deseo de terminar con la energía producida por carbón para 2030. Según informa Climate Home News, todas las centrales eléctricas de carbón del país habrán cerrado para esa fecha, y esto incluye tres plantas fabricadas hace apenas dos años, en 2015, consideradas especialmente eficientes.

    Esta decisión, tomada recientemente por el nuevo gobierno holandés, marca el comienzo del fin de las plantas de carbón en el país europeo y se suma al anuncio de planes para prohibir todos los automóviles con gasolina y diesel para el mismo año. Además de eliminarlo, este estado también establecerá un precio base de carbón y buscará asegurarse de que esta norma no haga que sea más barato para las compañías usar carbón en otros lugares, según recoge Beatriz de Vera en N+1.

    Según cuenta Futurism, en un informe del Instituto de Economía de la Energía y Análisis Financiero (IEEFA), el consultor de finanzas energéticas de IEEFA, Gerard Wynn, dijo que el anuncio del gobierno “envió una señal dramática a los mercados eléctricos de que ninguna inversión en energía a carbón en Europa es segura”. Para el experto, la lección es clara: “Los planes nacionales de eliminación de carbón, combinados con el aumento de las energías renovables y el impacto en la demanda de mayor eficiencia, ponen en riesgo los viejos modelos de producción de electricidad”.

    En septiembre, la Agencia de Evaluación Ambiental de los Países Bajos (NEAA) reveló que las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) permanecieron sin cambios en 2016. Pero no se quedan ahí. Este nuevo plan tiene como objetivo reducir las emisiones en el país en un 49%, así como aumentar los objetivos de reducción de emisiones de la UE del 40% al 55%.

    En mayo conocíamos que otro país de la Unión Europea (por ahora), Reino Unido, está a un paso de conseguir energía limpia e ilimitada gracias a la fusión nuclear. Desde hace tiempo, esta técnica es algo en lo que se han puesto importantes esfuerzos científicos.

    El núcleo del reactor de fusión del Reino Unido, Tokamak ST40, de la firma Tokamak Energy, ha generado un plasma o nube super caliente de gas cargada eléctricamente, que se espera que alcance los 100 millones de grados centígrados el próximo año, una temperatura siete veces mayor que el centro del Sol. Ese es el umbral de fusión, en el que los átomos de hidrógeno pueden comenzar a fundirse en helio, liberando energía ilimitada y limpia en el proceso. El objetivo final es proporcionar energía de fusión limpia a la red energética de su país, Reino Unido, con 65 millones de personas, en 2030.

    Fuente: periodistadigital.com