«Hoy casi cinco mil litros por segundo no se usan en la región, mientras cincuenta mil personas obtienen agua de camiones aljibe»

Adriana Muñoz sobre reformas en materia hídrica

La Senadora puntualizó que uno de los objetivos de la discusión parlamentaria es aumentar los montos de pago de patentes por no uso de las aguas, con el fin de que evitar la especulación.

Adriana+MuñozLa semana pasada se desarrolló en La Serena la primera Cumbre Internacional del Agua, instancia en la que se analizó el actual escenario hídrico y legislativo en materia hídrica a nivel nacional y, particularmente regional.
En este contexto, la senadora Adriana Muñoz puntualizó que «en nuestra región, hay casi 5.000 litros por segundo de derechos consuntivos y permanentes que no se están ocupando, en una región con sequía en que 50.000 personas obtienen agua para consumo doméstico y bebida de camiones aljibe».
Para tener una referencia, 5.000 l/s son 5m3 por segundo, es decir, el vaciado de una piscina mediana de armado en sólo un segundo. En cuanto al consumo, 5.000 l/s es un caudal de agua incluso mayor a todo el consumo urbano de la Región de Coquimbo para los meses de más consumo, es decir, enero y febrero, incluyendo además el consumo rural.
Por estos días se desarrolla en la Cámara de Diputados la discusión en torno a la reforma al Código de Aguas, proyecto en el que los gremios agrícolas han participado y con el que se declaran de acuerdo y conformes. Paralelamente, en el Senado está tomando forma una reforma constitucional en materia hídrica, la que ha generado tensión entre los parlamentarios y los usuarios del agua.
Consultada sobre qué sucederá con los derechos de agua en desuso, Muñoz señaló que actualmente los derechos que no se usan deben pagar una patente por no uso, sin embargo, «es una patente súper barata y nosotros estamos proponiendo que estas sean unas patentes estratosféricas, como para que estos señores no especulen».
Agregó que algunas mineras tienen aguas en desuso pensando en posibles futuras expansiones, sin embargo, «por mientras ellos tienen 70, 80, 100 ó 200 litros por segundo y una persona en Canela vive con 7 litros de agua. Hay una situación de mucho desequilibrio, mucha injusticia, con un elemento que es esencial para la vida humana».
A partir de esta modificación, se establecerá en la constitución que el uso prioritario del agua estará en el uso doméstico, el uso para la bebida humana y el uso sanitario. «No hay que pensar que con esto estamos buscando discriminar o introducir elementos de incertidumbre, estamos tratando de que nuestra legislación sea a estándar mundial, que nosotros tengamos en la constitución que el agua es un bien esencial para la vida y no una mercancía de mercado que se transa», finalizó.

Fuente: Semanario Tiempo