Huemules en isla Riesco, una nueva esperanza

En el centro de la Patagonia Austral se encuentra isla Riesco, la cuarta isla más grande de Chile en la que coexisten diversos ecosistemas, desde la estepa magallánica hasta el bosque siempre verde, creando paisajes de un atractivo único. Aquí habitan más de cien especies de aves, algunas tan conspicuas como el carpintero negro, el cóndor y el petrel gigante antártico. Su vegetación transita desde los dorados coirones, pasando por los bosques de ñirre moldeados por el viento, hasta llegar a los húmedos, verdes e intrincados bosques de coigüe, canelo y del amenazado ciprés de las Guaitecas. Tal es la diversidad de su biota y sus bellezas escénicas, que más de la mitad de isla Riesco está protegida en el recientemente creado Parque Nacional Kawésqar –el segundo parque más grande de Chile-.

©Gregor Stipicic
©Gregor Stipicic

A pesar de su importancia y de su cercanía con la capital regional de Magallanes, esta isla ubicada a solo 90 kilómetros de Punta Arenas,  es un territorio sumamente desconocido. De hecho, solo en estos últimos años se ha descubierto la presencia de nuevas especies en la zona: anfibios, arácnidos y el ganso silvestre, canquén colorado, son algunas de ellas. Una de las especies más emblemáticas y amenazadas de Chile, el huemul, también habita en Isla Riesco. Sin embargo, es tan poca la información que se tiene de esta insular población de huemules, que su presencia se ha convertido  en una especie de mito para quienes no habitan este territorio. Este ciervo –el más austral del mundo– está sumamente amenazado. De hecho, se estima que en el mundo solo sobreviven 2.000 individuos, lo que equivaldría a menos del 1% de su población original. Entre sus amenazas se cuentan la pérdida de hábitat, las enfermedades transmitidas por animales domésticos, los ataques por perros asilvestrados y el cambio climático. Por ello, la sola posibilidad de conocer y documentar la presencia de poblaciones de huemules en isla Riesco abre una oportunidad única de protección de esta singular especie.

A la fecha se desconocen detalles sobre la abundancia del huemul en isla Riesco, su estado de salud o si está amenazado en la zona, por eso Asociación Kauyeken decidió ir en su búsqueda, para saber más de ellos, romper con el mito sobre su presencia en esta zona, y promover la conservación de esta especie y su hábitat en el nuevo Parque Nacional Kawésqar. En un viaje a Cabo León, un inhóspito y salvaje territorio recientemente anexado al parque nacional, un equipo interdisciplinario, con biólogos, veterinarios y lugareños fueron tras las huellas del huemul, y las noticias son alentadoras. Registro de huellas, heces, echaderos, raspados y restos de pelo, y el avistamiento de varios ejemplares –incluidos hembras con crías- tanto en las playas, bosques y laderas sobre los 150 metros de altitud, indican que esta especie en peligro de extinción se encuentra en las áreas más agrestes de isla Riesco. Se ven sanos, se están reproduciendo, y debido al uso del espacio, podría ser una población abundante.

 “Huemules en Isla Riesco, una nueva esperanza”, es el primer documental sobre esta especie en isla Riesco, y registra este hallazgo que es una oportunidad única, al mismo tiempo que un gran desafío  para la conservación y la supervivencia del huemul.

El documental fue realizado en el marco del proyecto “Abriendo rutas para la conservación del huemul (Hippocamelus bisulcus): promoviendo la conservación de la especie en peligro de extinción”, financiado por el Fondo FNRD 6% de Medio Ambiente y ejecutado por Asociación Kauyeken, con el apoyo de J.M. Kaplan Funds, Laboratorio de Conservación Biológica de la Universidad de Chile, Buin Zoo, el Servicio Agrícola y Ganadero, OutdoorsTV y Estancia Anita Beatriz.

Fuente: Ladera Sur.