Ingresan DIA por proyecto Parque Eólico SAN MANUEL

    Mainstream Renewable Power  ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región del Bío Bío, la Declaración de Impacto Ambiental correspondiente del Proyecto Eólico San Manuel, que contempla la construcción, instalación y operación de una central eólica formada por 23 aerogeneradores de 2,5 MW de potencia cada uno, cuya generación eléctrica se inyectará al sistema interconectado central (SIC) a través de la línea Transnet Los Ángeles – Santa Fe.

    El monto de la inversión es de US$ 145 millones y su vida útil de 20 años.

    “El ingreso de esta nueva DIA no hace más que reafirmar el compromiso que Mainstream tiene con el desarrollo de las ERNC, con que el país diversifique su matriz energética, disminuya el consumo de combustibles fósiles y con la región del Bío Bío, para convertirla en uno de los polos más relevantes de la energía eólica en Chile. En ese sentido ya hemos iniciado la construcción de nuestro primer parque eólico en Chile, cercano a la ciudad de Los Angeles, se trata del Parque Eólico Negrete Cuel, el que generará energía limpia para la región y el país”, explicó José Ignacio Escobar, gerente general de Mainstream Renewable Power en Chile.

    Mainstream Renewable Power es uno de los principales desarrolladores independientes del mundo de proyectos de energías renovables. Con una línea de desarrollo de más de 15GW a nivel mundial, en la actualidad está construyendo parques solares y eólicos en Irlanda y Sudáfrica.

    Mainstream está generando cerca de 8GW en Inglaterra, Escocia y Alemania con 4.45GW de conexión a la red segura para estos proyectos. Emplea a más de 170 personas experimentadas en cuatro continentes, con oficinas en Berlín, Ciudad del Cabo, Chicago, Dublín, Glasgow, Johannesburgo, Londres, Santiago y Toronto.

    En Chile, Mainstream cuenta con un portafolio de 2.300 MW de energía solar y eólica, en proyectos que cubren desde Arica a Chiloé. Su apuesta es tener en operación 3 parques eólicos y 2 solares al 2015, alcanzando 600 MW de potencia instalada e invirtiendo alrededor de US$ 1.200 millones.