Isleños interpondrán acción judicial para evitar construcción de Parque Eólico Chiloé

    Opositores a proyecto energético recurrirán a la Corte Suprema con el fin de paralizar la construcción de la mega obra que se emplazaría en Mar Brava al oeste de Ancud.

    Los manifestantes se reunieron en el sector donde serán emplazadas las torres eólicas.

    Una serie de organizaciones territoriales, productivas y sociales de distintos puntos de la provincia de Chiloé se reunieron esta jornada en el sector de Mar Brava en Ancud, manifestando su rechazo al proyecto de instalación del Parque eólico Chiloé y anunciando una nueva acción legal.

    La manifestación partió a eso de las 14 horas en la plaza de armas de Ancud, hasta donde llegaron marchando diversas organizaciones, en su mayoría indígenas, quienes esgrimieron pancartas y discursos en contra del proyecto energético de Ecopower, el puente Chacao y en solidaridad con los comuneros mapuche en huelga de hambre en la Región de la Araucanía.

    De ahí se dio paso a una caravana que viajó al oeste de la ciudad, hasta el sector de Piedra Run en Mar Brava, donde se reunieron con vecinos de esa zona, llevando a cabo un conversatorio sobre el impacto social, económico y ambiental del Parque Eólico Chiloé y las acciones legales que se seguirán luego que el Tribunal ambiental de Valdivia diera luz verde al proyecto de la firma chileno-sueca Ecopower.

    Recurso

    Gicella Saldivia, del Movimiento de Defensa de Mar Brava, explicó de la arremetida judicial contra la iniciativa energética, que «mañana se recurrirá a la Corte Suprema, con el mismo recurso que uso en el Tribunal Ambiental de Valdivia», advirtiendo que este podría ser un proceso largo, tal cuáles han sido los demás recursos judiciales interpuestos anteriormente.

    A la par de la acción judicial, durante la convocatoria se dejó en claro que no se va a descansar solamente sobre el plano jurídico las esperanzas de revertir el proyecto energético, sino que se realizan una serie de acciones sociales para frenar el parque energético en Mar Brava.

    La misma Saldivia, expuso ante los manifestantes, que «estos han sido 7 años muy largos y agotadores», recalcando que «lo que más nos ha afectado es que no teníamos la experiencia ni los recursos y las empresas tienen todo para ganar, pero pese a eso hemos logrado mantenerlos fuera de este territorio durante este tiempo».

    Andrés Camus, representante del sindicato Macheros de Mar Brava, por su parte, recalcó que «no hay un estudio que señale realmente cuál es el efecto que provocan las torres eólicas sobre los bancos naturales de machas», representando la inquietud de su sector productivo, uno de los dos de este rubro existentes en Chiloé, junto al de Cucao.

    El dirigente llamó a la unidad ante este «enemigo común», advirtiendo que «lo que hay que hacer acá es ponerse todos los pantalones y defender nuestro territorio».Por su parte, Luz María Oyarzo, de Ecoturismo Puñihuil, recalcó que «este territorio es un destino de naturaleza reconocido a nivel mundial, con los islotes de Puñihuil a 2 kilómetros de este lugar, por lo tanto, este lugar ya tiene una vocación de territorio».

    Oyarzo explicó que «cuando hablamos de romper la pobreza del territorio, es un paradigma que tenemos que cambiar, porque tenemos que hablar de la riqueza del territorio, porque este lugar es rico por su gente y por su cultura, por su naturaleza y somos nosotros los encargados de guardarlo y preservarlo para nuestros hijos, para las generaciones que vienen y la instalación de este parque eólico lo que viene a hacer es frenar este desarrollo económico sustentable que hoy día ya está posicionado y no son solo los operadores los beneficiados, sino todo el territorio, toda la gente».

    La dirigente señaló una serie de pequeños emprendimientos turísticos de vecinos del sector, que fueron naciendo gracias alas pingüineras y correrían peligro con el parque.

    Fuente: Soy Chile