Las empresas que deben cerrar las termoeléctricas