Ley Corta para disminuir rentabilidad de distribuidoras concita apoyo parlamentario

Ante la polémica de los medidores inteligentes, transversalmente en el Congreso ya se habían presentado 11 proyectos de ley para que el cliente no sea el que pague el recambio de la tecnología, por lo que la iniciativa del gobierno se valoró.

Presión política. Así se da a entender el porqué el gobierno haya ingresado un proyecto de ley -del que se dará cuenta el martes en la Cámara de Diputados- que baja la rentabilidad de las empresas distribuidoras.

El anuncio del Ejecutivo se dio en un contexto en el que la polémica por el recambio de medidores había llevado a los parlamentarios a presentar 11 proyectos de ley para compensar la medida. De estos, uno busca derogar el decreto que establecía que el cambio debe ser obligatorio en un plazo de cinco años, nueve para modificarlo y uno para reducir la rentabilidad de las distribuidoras.

Todo eso queda como antecedente para el proyecto ingresado por el gobierno, que está compuesto por tres claves: baja a la rentabilidad de las empresas distribuidoras, modificación del procedimiento de determinación y fijación de tarifas y aumento de áreas típicas.

Desde el Congreso. A pesar del fuerte rechazo que ha tenido el recambio de la nueva tecnología, diversos parlamentarios valoraron la medida del gobierno de ingresar una Ley Corta al Congreso. Esto podría ser un punto a favor para el ejecutivo, ya que avanzaría por un camino rápido favoreciendo a los consumidores.

Por una parte, Alejandro Guillier, senador independiente, señaló que “me parece correcto lo que está anunciado el gobierno y coincide con lo que estábamos proponiendo un grupo de senadores, está en la misma línea. La utilidad es garantizada para las empresas y no se justifica”. Así, agregó que esto no es una medida antiempresas, sino que lo que hace es poner a los usuarios en la cadena de recibir los beneficios de las compañías generadoras.

Desde la Cámara, Pablo Vidal, diputado del Partido Revolución Democrática (RD) y también presidente de la comisión investigadora por el asunto, apoyó la medida. “El gobierno por fin dejó de ponerle aspirinas al asunto y de verdad encontró un remedio. Nosotros habíamos propuesto algo similar con diputados de diversos partidos y esto está en la línea con eso. Si esto se legisla rápido puede haber un cambio en la tarifa eléctrica en todo el país en unos meses. Esto es un tema de voluntad política y miro este cambio con buenos ojos”, aseguró.

En tanto, Juan Manuel Fuenzalida, diputado UDI, indicó que “estamos muy contentos con la decisión adoptada por el gobierno, de acoger la solicitud que junto al diputado Morales hicimos, una Ley Pacheco que no daba para más, un recambio de medidores inteligentes que la gente no quería, porque definitivamente fue una Ley Pacheco que fue oscura, poco transparente, poco abierta a la comunidad y en definitiva establecía un costo que no tenían por qué asumir los usuarios”, sostuvo.

El diputado de Renovación Nacional, Francisco Eguiguren también destacó la iniciativa. “La rentabilidad del 10% respondía a una realidad de hace 30 años atrás y hoy la tendencia es a tasas máximas de 6%. Sin embargo, creo que si su propuesta es exactamente igual a la que estamos proponiendo nosotros, el gobierno debería darle suma urgencia al proyecto nuestro que ya está ingresado en la Cámara y así avanzar más rápido y de forma eficiente”.

Jueves 18 de abril de 2019.

Fuente: La Tercera.