Ley de Glaciares a la Medida de la Minería

El 20 de mayo de 2014 un conjunto de diputados ingresó a tramitación un texto de ley para la protección de los glaciares con el objeto de prohibir el desarrollo de actividades sobre, bajo o en la cercanía a estos cuerpos de agua, que puedan significar su derretimiento o destrucción.

Al día siguiente, en su primer mensaje a la Nación, Michelle Bachelet anunció “la presentación de un proyecto de ley que proteja los glaciares y su entorno, haciéndolo compatible con las necesidades y aspiraciones nacionales y regionales” concretando la promesa que hizo a los ecologistas en 2005 en el marco del Acuerdo de Chagual.

El proyecto llegó 10 meses después a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, y si bien reconoce los glaciares como reservas de agua dulce y les concede el estatus legal de bienes nacionales de uso público, sólo protege los glaciares existentes en parques nacionales (salvaguardados por la Convención de Washington) y condena a todos los demás a ser destruidos o no, según lo determine el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

Así, el gobierno condiciona la protección de los glaciares a un caso a caso, en donde se mantienen las asimetrías del SEIA, que han quedado reflejadas en experiencias de destrucción de glaciares que ya conocemos en Pascua Lama , División Andina, Pelambres y Los Bronces.

El proyecto establece la posibilidad de que glaciares fuera de los parques nacionales sean protegidos como “reservas de agua” si así lo determina el Comité de Ministros, pero la ley no contempla presupuesto, en consecuencia seguirían siendo las mineras y sus consultoras las que darían la información para determinar la importancia estratégica de los glaciares, poniendo al gato al cuidado de la carnicería.

Es fundamental entonces que los parlamentarios hagan los cambios necesarios a dicho proyecto, para asegurar la protección de todos los glaciares de Chile y en particular aquellos de las zonas norte y centro del país, hoy destruidos o amenazados por la minería.

Por: Estrategia