Los árboles más grandes son más vulnerables a la sequía, según estudio

    Los árboles más grandes y altos son más vulnerables a las sequías, cada vez más frecuentes por el cambio climático, debido a las “embolias” que se producen en los conductos de mayor tamaño por donde reciben alimento, es la conclusión de un estudio.

    La investigación ha sido liderada por el Instituto de Biología de la Universidad Autónoma de México y en ella han participado científicos de 14 instituciones procedentes de Australia, Brasil, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Italia, México y Nueva Caledonia.

    El estudio ha sido publicado en la revista PNAS esta semana, según un comunicado del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organismo que ha participado con el envío de muestras y datos de árboles.

    En los ejemplares de gran tamaño los vasos conductores que transportan agua y nutrientes de las raíces hasta las hojas, tienen un diámetro mayor, especialmente los del xilema(un tejido leñoso que los conduce en forma ascendente).

    El estudio identifica la embolia (la obstrucción de los vasos conductores producida por una burbuja de aire), como una de las principales causas de la muerte de estos árboles, hasta ahora, asociada a una mala adaptación al clima, ha explicado el investigador del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC, Jesús Julio Camarero.

    “Hemos descubierto que plantas más grandes producen vasos o conductos de diámetro más ancho que permiten mantener la eficiencia en el transporte de agua y nutrientes”,

    ha manifestado  Camarero, que ha participado en el estudio aportando muestras y datos de árboles y arbustos procedentes de zonas templadas, como Bertiz (Navarra), y de alta montaña como Panticosa (Huesca).

    Sin embargo, “los conductos más anchos son más vulnerables a la formación de embolias como consecuencia de la sequía y, si son intensas, pueden secar hojas y ramas matando a todo el árbol”, ha sostenido.

    Cambio climático

    La investigación ha demostrado que, con independencia de la región del mundo en que se encuentren ubicados, los árboles más altos y de mayor envergadura son más vulnerables a unos climas cada vez más secos y a las altas temperaturas debido al calentamiento global.

    La mortalidad de estos arboles “monumentales” es especialmente preocupante porque éstos absorben una gran cantidad de carbono de la atmósfera, por lo tanto, la pérdida de estos ejemplares “afecta desproporcionadamente al funcionamiento de los bosques en relación al cambio climático”, según el estudio.

    La investigación se ha llevado a cabo con 537 especies de árboles y arbustos de distintas zonas climáticas y las conclusiones ayudarán a prevenir daños en los árboles de climas que cada vez más cálidos y secos a consecuencia del cambio climático.

    Fuente: EFEverde