Medioambientalistas celebran rechazo a tronaduras para explotación de carbón en Isla Riesco

    La decisión la adoptó la Comisión de Evaluación Ambiental de Magallanes. “De haberse aprobado las tronaduras, éstas habrían convivido con áreas protegidas, lo que era un completo sinsentido”, dijo el director de Greenpeace Chile, Matías Asún. 

    En una reñida votación, cuya decisión final quedó en manos del intendente de Magallanes, Jorge Flies, tras un empate de posiciones entre los seremis de las distintas carteras, el Servicio de Evaluación Ambiental de esa región rechazó el uso de tronaduras para la explotación de carbón a tajo abierto en la Mina Invierno, una de las cuatro de este tipo proyectadas por los grupos económicos Angelini y Von Appen.

    “Estamos súper contentos, muy conformes y satisfechos con la decisión de la Comisión de Evaluación de Magallanes, que finalmente rechazó las tronaduras por cinco votos en contra y cinco a favor, lo que sella la posibilidad que en Mina Invierno se usen explosivos ahora para explotar el carbón”, dijo la vocera de la organización medio ambiental Alerta Isla Riesco, Ana Stipicic.

    Por su parte, el director de Greenpeace Chile, Matías Asún, dijo que “se trata de un gran triunfo ciudadano y medioambiental para la Región de Magallanes, esfuerzo que ha sido liderado por Alerta isla Riesco. Resultaba incomprensible una autorización de tronaduras que habría servido para avalar y subsidiar el uso de carbón en Chile, fomentando así el uso de combustibles fósiles en la generación eléctrica, una cuestión que va en sentido totalmente contrario a los acuerdos ambientales que ha firmado el país como compromiso para combatir los efectos del cambio climático”.

    Y agregó que “es una determinación especialmente relevante cuando el gobierno está potenciando la creación de la Red de Parques de la Patagonia, que abarcará 4,5 millones de hectáreas de áreas protegidas y donde tendrá un rol especialmente destacado el futuro Parque Nacional Kawésqar, parte del cual está precisamente en Isla Riesco. De haberse aprobado las tronaduras, éstas habrían convivido con áreas protegidas, lo que era un completo sinsentido”.

    Solo palas mecánicas

    Ana Stipicic recordó que la entidad que representa lleva ocho años en su intento de detener la producción de carbón en la región más austral del pais. Asimismo, explicó que lo resuelto hoy no impide las faenas en Mina Invierno, sino que determina que estas deben seguir realizándose con palas mecánicas, que resulta mucho más costoso.

    “Mina invierno tiene su resolución de calificación ambiental aprobada y por lo tanto puede seguir explotando el carbón tal como lo hace hasta hoy, a través de palas mecánicas. Ese es el permiso que tiene ambientalmente, por lo tanto va a seguir funcionando en ese sentido. Sin embargo, el precio del carbón en el mercado internacional está fluctuante, hace dos años atrás bajó casi a los 40 dólares, hoy día se ha estabilizado en los 70 dólares, por lo que esperamos que, más temprano que tarde, la explotación del carbón no sea un negocio, ni para estos titulares ni otros, y consecuentemente no haya mayor cantidad de carbón para su uso en las termoeléctricas”, sostuvo.

    También recordó que desde su puesta en marcha, el yacimiento “ha pasado por procesos sancionatorios y multas de la Superintendencia de Medio Ambiente por contaminar Isla Riesco. De hecho, ahora tienen que invertir 1.200 millones de pesos en arreglar piscinas de decantación y otros temas en el rajo minero, porque no están funcionando y se están filtrando aguas contaminadas a los ríos de la zona y al mar. Entonces estamos siempre encima para que haya una fiscalización oportuna y firme hacia la empresa minera, pero también en tribunales ambientales, reclamando por la contaminación que se está dando hoy día”.

    Bachelet y el Medio Ambiente

    En tanto, en una columna publicada el martes último en El Mostrador, la periodista y parte del equipo fundador de Alerta Isla Riesco, Javiera Stipicic, había advertido que una decisión favorable a las tronaduras habría comprometido el “legado ambiental” de Michelle Bachelet.

    Esto, porque durante la actual administración Chile suscribió el Acuerdo de París y la Alianza contra el Carbón en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático-COP23, “que buscan la eliminación de los combustibles fósiles de nuestras sociedades y economías, y que destaca el impacto que este ha generado en la pérdida de la biodiversidad y en la salud de la población”.

    Fuente: El Mostrador