Mineras Zaldívar y Escondida analizan homologar modelos para permisos de extracción de agua en el Salar de Atacama

    La minera Zaldívar ratificó que no aumentará su tasa de extracción actual pese a contar con el permiso para ello.
    El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) ratificó que Minera Zaldívar cuenta con permisos ambientales para extraer 500 litros por segundo de agua subterránea desde el acuífero Monturaqui-Negrillar-Tiloposo hasta el año 2025, informó este martes la compañía perteneciente a Antofagasta Minerals, del grupo Luksic.

    Sin embargo, la compañía ratificó este martes que no aumentará su tasa de extracción actual, equivalente a 212,75 litros por segundo. De esta forma, busca contribuir a la sustentabilidad de esta cuenca ubicada al sur del Salar de Atacama, explicó.

    “Entendemos que todos debemos realizar un esfuerzo concreto para poder compatibilizar la actividad minera con el cuidado al medio ambiente. Por eso, tomamos esta decisión que se hace cargo de parte de las preocupaciones manifestadas por la comunidad y las autoridades”, señaló Luis Sánchez, gerente general de Minera Zaldívar.

    Asimismo Sánchez informó que el 21 de junio pasado recibió una carta de Minera Escondida, operada por BHP Billiton, en la que propone que Minera Zaldívar utilice en el proceso de evaluación ambiental del proyecto de Continuidad Operacional, el mismo modelo hidrogeológico empleado en el estudio de Impacto Ambiental del proyecto Monturaqui. Esta propuesta ayudaría a la evaluación integral y conjunta de ambos proyectos por parte de las autoridades ambientales, precisó.

    “Vamos a estudiar esta propuesta realizada por Minera Escondida, ya que compartimos la conveniencia de que los posibles impactos de nuestros proyectos sean evaluados de manera sinérgica y conjunta, y no de forma separada. Vamos a ver si es posible hacerlo, pero desde ya comprometemos nuestra mejor disposición”, comentó Sánchez.

    Por otra parte, informó que Minera Zaldívar determinó solicitar al SEA una extensión del plazo para presentar su primera adenda. Esta postergación busca tener tiempo suficiente para recibir el consolidado de las observaciones formuladas por la ciudadanía durante el proceso de evaluación ambiental del proyecto de Continuidad Operacional y así poder responderlas en esta primera adenda.

    Este mayor plazo también ayudará a contar con el tiempo necesario para estudiar la propuesta realizada por Minera Escondida.

    Continuidad Operacional

    A mediados de 2018 la minera ingresó al SEA de la región de Antofagasta el Estudio de Impacto Ambiental del “Proyecto de Continuidad Operacional Compañía Minera Zaldívar”, que buscar extender sus operaciones hasta el 2031.

    Para ello, considera obras que incluyen ampliaciones y mejoras en las instalaciones actuales de la operación minera, entre las cuales se cuenta la pila de lixiviación de ripios secundarios y la altura del botadero principal de lastre. También considera elevar la pared del tranque de relaves en tres metros, para incrementar su capacidad, además de ampliar el relleno sanitario.

    En materia hídrica, el proyecto plantea mantener la extracción de aguas desde el campo de pozos de Negrillar, por un caudal de 212,75 l/s promedio anual hasta el año 2029 y reducir esa extracción a 30 litros por segundo promedio anual en los años 2030 y 2031, cuando la compañía iniciaría su plan de cierre.

     

    Martes 25 de junio de 2019.

    Fuente: Pulso / La Tercera