Minería advierte “consecuencias en la economía” del plan antiemisiones en bahía de Quintero

“Las restricciones han tenido impacto. Si se prolongan, afectarán a la mediana y pequeña minería”, asegura la autoridad. 

Las medidas restrictivas que la autoridad sanitaria ha impuesto a la fundición de cobre de Ventanas, en el cordón industrial de Quintero y Puchuncaví, pueden afectar a la economía nacional si se prolongan demasiado tiempo. Así lo estimó ayer el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas.

“Según nos ha informado Codelco, las restricciones interpuestas a la fecha han tenido un impacto y si estas se prolongan afectarán no solo a esta empresa, sino también a la mediana y pequeña minería, y ello tendrá consecuencia en la economía nacional”, afirmó.

La Subsecretaría de Minería participa, junto a sus similares de Energía, Economía, Salud y Medio Ambiente, en las decisiones que -coordinadas por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla- está adoptando el Gobierno para enfrentar la crisis sanitaria que desde el 21 de agosto afecta a la zona de Quintero y Puchuncaví. Tanto la cartera de Minería como la de Energía analizan los impactos económicos de las medidas implementadas en las industrias más relevantes del cordón industrial, de modo que sean eficaces en la disminución de emisiones que provocan intoxicación en los vecinos, y además permitan dimensionar sus efectos productivos.

“La operación de Ventanas es particularmente relevante, ya que parte importante del mineral que recibe proviene de la mediana y pequeña minería, permitiendo activar una serie de economías locales”, dijo Terrazas.

El Ministerio de Minería también participa en elaborar el nuevo plan de descontaminación, que no podrá fijar metas reductivas para los gases de hidrocarburos (principales sospechosos de causar la actual crisis), sino para los actuales gases monitoreados, entre ellos el SO {-2} , cuyos principales emisores son Codelco Ventanas y AES Gener.

“No nos oponemos a más y mejor regulación. Hay que hacerlo sí con responsabilidad, un diagnóstico claro y cambios graduales. Lo contrario implica poner a la industria en una situación imposible de cumplir”, agrega el subsecretario, quien explica que Codelco Ventanas ha invertido US$ 159 millones en reducir en 32% sus emisiones de SO {-2} y en 82% las de material particulado, alcanzando un estándar mayor al de la norma de 2016. “Este esfuerzo no lo han hecho otras empresas de la zona”, señala Terrazas.

Las inversiones en la fundición de Ventanas fueron necesarias ya que fue construida en 1964 sin ninguna norma de emisión. Codelco la recibió de la Empresa Nacional de Minería (Enami) en 2005, con la obligación de seguir atendiendo a 1.200 pequeños y medianos mineros. Según la empresa, genera casi 10 mil empleos y sufre pérdidas de US$ 50 millones anuales.

A raíz de la crisis, la Superintendencia del Medio Ambiente ha formulado cargos contra Enap, Gasmar y ayer hizo lo mismo con GNL, por fallas en su monitoreo de gases entre el 1 y 22 de agosto. “Es el inicio del proceso y no una sanción”, aclararon ayer desde la empresa.

REACCIÓN
La Empresa Nacional del Petróleo (Enap) manifestó que las dos detectives que, según la PDI, sufrieron síntomas de intoxicación, también habían visitado otras industrias.

 

Jueves 11 de octubre de 2018.

Por Mauricio Silva y emilio González 

Fuente: Nacional / El Mercurio