Ministerio de Hacienda intenta cercenar Reforma al Código de Aguas

Por Sara Larraín

Hoy, en la Comisión de Recursos Hídricos y Desertificación del Senado, el gobierno presentará indicaciones solicitadas por el Ministro de Hacienda, a pedido  del empresariado, y cercenar las Reformas el Código de Aguas aprobadas  por el pleno de la Cámara de Diputados.

Entre las reformas que corren riesgo por el lobby de los gremios mineros, agrícola y energético sobre el Ministerio de Hacienda están: eliminar  “el uso del agua para fines domésticos y de subsistencia” dentro de las prioridades  de utilizacion de las aguas. También se intenta suprimir la facultad de la DGA de establecer “caudales ecológicos mínimos en ecosistemas amenazados, degradados o sitios prioritarios” donde una fuente de agua esté siendo afectada. Ademas propone eximir a las hidroeléctricas (de hasta 20 MW) de caudales ecológicos mínimos,dándoles permiso para secar los ríos y esteros. Y como si ello fuera poco, también intenta debilitar  la regulación referida a las  aguas del minero, proponiendo eliminar la obligación de las empresas mineras de pedir autorización para utilizar  las “aguas halladas” en su área de concesión,

Las indicaciones de Hacienda también implican un retroceso, en cuanto al estatus legal de las concesiones temporales de agua para los nuevos otorgamientos, que el mismo gobierno propuso y aprobó en la Cámara. Ahora retrocede a mantener la categoría de derechos de aprovechamiento que aunque temporales, complejiza la distinción con el antiguo régimen  de derechos perpetuos.

Finalmente, a pesar de la posicion inicial del gobierno de terminar con el acaparamiento y la especulacion de derechos de agua, la propuesta que envio ahora al Senado amplia (a 5 y 10 años) el plazo que tienen los particulares para mantener el control del agua sin utilizarla, lo cual es un claro incentivo para continuar con el acaparamiento.

Esta nueva posicion del Ejecutivo ante el Senado, demuestra que el gobierno  aún no asume la urgencia de cambiar el modelo de gestión de los recursos hídricos que esta en crisis y que no se  rige por  las normas del bien común. Esto, en un año electoral incrementara la desaprobación de la coalicion gobernante, que no es capaz de sintonizar con las necesidades y demandas de la poblacion.

Actualmente cientos de chilenos se abastecen de agua potable con camiones aljibe entre  Arica y Chiloé . Hoy  decenas de afluentes y ríos se han secado como el Loa, el San Pedro y el Copiapo y un conjunto de alcaldes y diputados de Atacama han denunciado que miles de habitantes reciben agua turbia o contaminada. Pero el ministro Valdés ha optado por sucumbir ante el lobby de quienes no quieren aceptar normas para respetar la función social de la propiedad de las aguas. Son sectores minoritarios que para conseguir que la Reforma al Código de Aguas sea cercenada, siguen invocando “inconstitucionalidad” e incertidumbre, pero el comportamiento inconstitucional es de  aquellos que impiden el ejercicio de la función social de la propiedad, basada en el derecho humano al agua, la protección de las fuentes de agua y la prioridad de los usos de subsistencia.

Publicada en Estrategia