Ministro Carlos Furche espera que con los deshielos mejore la capacidad de los embalses

La autoridad manifestó que las recientes precipitaciones han permitido recargar las napas subterráneas.

Las recientes lluvias se transformaron en un respiro para el agro. Así lo reafirmó el ministro de Agricultura, Carlos Furche, quien hizo un balance positivo del impacto de las precipitaciones para el sector agrícola. La autoridad destacó que muy pocos productores se vieron afectados con el temporal.

No obstante, Furche advirtió que la sequía no se ha superado y que aún existe un déficit de agua respecto de un año normal. Sin embargo, aseguró que las precipitaciones permitieron que se recargaran las napas subterráneas que estaban en niveles muy bajos, lo que contribuye a hacer frente a la sequía estructural que afecta, principalmente, a las regiones de Atacama, Coquimbo y la provincia de Petorca, en la Región de Valparaíso. Las precipitaciones permitieron rellenar, aunque de manera parcial, las estructuras de acumulación de agua, los embalses de mayor tamaño, y los pequeños y medianos.

«Es esperable que en primavera, cuando comiencen los deshielos, el porcentaje de agua respecto de la capacidad de los embalses mejore significativamente, lo cual debiera asegurar que para la próxima temporada agrícola tengamos agua suficiente como para una situación de regadío más normal que la que hemos tenido en los últimos años», aseguró.

Además, el líder de la cartera afirmó que el volumen de nieve que logró acumularse tras este frente de mal tiempo en algunas regiones fue el doble o el triple del equivalente en agua caída. Esto permitirá enfrentar de mejor manera la próxima temporada de riego, situación que se producirá durante los deshielos.

Sequía. El secretario de Estado aseguró que ha caído el doble o triple de nieve que el equivalente en agua caída.

«La situación de sequía todavía no concluye. Si hay algunas lluvias de importancia en lo que queda del invierno, eso se va a corregir, pero al día de hoy tenemos déficit en la mayor parte de las regiones del país».

Fuente: El Mercurio