MOP entra en recta final para crear nueva Subsecretaría del Agua

En próximas semanas, propuesta legislativa que crea institucionalidad llegaría a La Moneda, para luego ir al Congreso.

Nuevos cambios en la institucionalidad del agua está preparando el gobierno.

Al proyecto que modifica el Código de Aguas, actualmente en trámite en el Congreso, el ejecutivo agregaría la creación de la nueva Subsecretaría del Agua, que al alero del Ministerio de Obras Públicas (MOP) reunirá a los principales organismos ligados a la regulación y gestión del recurso.

Según señalan fuentes conocedoras del tema, es probable que la iniciativa sea presentada a La Moneda en las próximas semanas. El proyecto de ley, cuyos ejes y alcances ya fueron vistos por el Comité de Ministros del Agua, ahora está a la espera de su revisión por parte del comité del área económica, que es encabezado por el titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, y que también integran los secretarios de Estado de Economía, Energía, Minería, Trabajo, Obras Púbicas, Agricultura y Medio Ambiente.

Proyecto prioritario
La Subsecretaría del Agua fue definida por la presidenta Bachelet como una de las prioridades legislativas para su gestión, lo que fue parte de los anuncios realizados en la cuenta pública del 21 de mayo pasado.

Si bien la creación de la Subsecretaría del Agua es un tema que ha estado rondando desde hace tiempo en el ambiente, ante la importancia que tiene lograr una gestión más efectiva y centralizada del recurso y la fiscalización, el ejecutivo habría desechado la idea de elevar a esa categoría a la Dirección General de Aguas (DGA), propuesta realizada por algunos ex titulares del organismo en administraciones anteriores.

Según señalan las fuentes, la idea es «elevar el rango institucional» de este tema, complementando la reforma actualmente en discusión en el parlamento, y que entre otras cosas incluye un sistema concesional para los nuevos derechos de aguas -que estipula plazos para la tenencia y su aprovechamiento-, un plazo de extinción por no uso para los ya otorgados, para evitar la especulación, la priorización del uso del recurso para consumo humano y saneamiento.

La subsecretaría tendría bajo su alero organismos como la DGA, Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y el Instituto Nacional de Hidráulica (INH), entre otros organismos.

El ejecutivo también trabaja en otros ámbitos. Según se señaló en la cuenta pública «en conjunto con el Banco Mundial se dará inicio al proyecto de fortalecimiento de la gestión de recursos hídricos, cuyo objetivo es fortalecer la capacidad del MOP en este contexto a nivel nacional y en cuencas seleccionadas».

Acá los ejes estarán en el aumento de las fiscalizaciones, en mejoras en cuanto al levantamiento de información hidrogeológica en zonas declaradas áreas de restricción y también en la disminución de los expedientes de solicitudes y traslados de derechos de aguas.

Fuente: Diario Financiero