Municipalidad de Tiltil recurrirá a Tribunal Ambiental para evitar instalación de relleno industrial

    Comité de Ministros tardó 44 días en notificar su aprobación al proyecto.

    Un nuevo capítulo en la “batalla” de Tiltil debería comenzar la próxima semana, cuando el municipio presente un recurso de reclamación ante el Tribunal Ambiental de Santiago contra la decisión del Comité de Ministros que ratificó el permiso ambiental para el relleno de la empresa Ciclo, un proyecto de US$ 85 millones que planea procesar hasta tres millones de metros cúbicos de residuos industriales.

    Dicho paso será posible luego de que el 6 de septiembre —44 días después de adoptada— la Municipalidad de Tiltil fuera notificada formalmente de la resolución del Comité de Ministros. Según la norma, hay un plazo de 30 días hábiles para recurrir a la justicia ambiental. “El viernes tendré el informe jurídico para presentarlo ante el tribunal, pero hasta ahora estamos expectantes ante lo que se viene”, explica el alcalde de Tiltil, Nelson Orellana.

    “Doble discurso”

    Para el jefe comunal, un aspecto relevante en el caso Ciclo es la diferencia con el tratamiento que el mismo Consejo de Ministros dio al proyecto minero y portuario Dominga, que rechazó el 21 de agosto con el argumento de que sus impulsores no se hacían cargo de eventuales impactos en el medio ambiente y en la comunidad. “Con Domingo se utilizó un concepto totalmente contrario a lo que en Tiltil: el ministro (de Medio Ambiente, Marcelo) Mena dice que tiene que velar por el medio ambiente, pero acá vela por el desarrollo económico del país, lo que es un doble discurso”, plantea el alcalde.

    A partir del ingreso del recurso, el Tribunal Ambiental puede adoptar varias decisiones —desde confirmar hasta rechazar lo resuelto por el Comité de Ministros— en un proceso que podría durar entre seis y 18 meses. Según expertos, los jueces analizarán aspectos ambientales y ciudadanos en el marco del estudio de impacto ambiental de la iniciativa.

    Según Pilar Moraga, académica de Derecho Ambiental de la U. de Chile, el municipio recurriría por las observaciones que hicieron en la evaluación ambiental del proyecto para saber si “fueron debidamente consideradas”.

    Camila Boettiger, académica de Derecho Ambiental de la U. del Desarrollo, comenta que hay precedentes en los que el tribunal ha rechazado la decisión de los ministros. “Hay casos donde ha dado marcha atrás a la decisión. Por ejemplo, anuló la resolución del proyecto de la central de pasada Mediterráneo, en Cochamó (Los Lagos), que había sido aprobada por el Servicio de Evaluación Ambiental y ratificada por el comité”, precisa.

    Pero incluso si la instancia rechaza el requerimiento de Tiltil, aún quedaría camino. “El Tribunal Ambiental no deja de ser un tribunal, y por lo tanto cualquier tipo de resolución puede ser objetada en la (Corte) Suprema”, puntualiza Francisco Talep, profesor de la Facultad de Derecho de la U. Central.

    En el caso de Dominga, si la notificación del Comité de Ministros a la empresa Andes Iron Llega en un plazo similar al de Tiltil, la judicialización podría comenzar a mediados o a fines de octubre. “Sería un proceso parecido, pero contra el rechazo del comité y desde la empresa”, sostiene Boettiger.

    Plazos

    Según los expertos, un proceso de este tipo puede tomar entre seis y 18 meses.

    Fuente: El Mercurio