Niños de Quintero debieron cerrar el año escolar por contaminación ambiental

    Más de 10 estudiantes de Quintero debieron cerrar su año escolar por malestares físicos ligados a los episodios de contaminación de la zona.

    Según consignó el medio La Estrella de Valpo, el estimado de un catastro realizado por los vecinos y dirigentes del lugar podría indicar que el número de afectados es mucho mayor. 

    Según Guillermina Allendes, su hijo de 16 años es una de las víctimas de la contaminación y se ha ido deteriorando producto de este cierre adelantado de su año escolar.  

    El joven estudiaba hasta principios de este año en el Colegio Don Orione de Quintero, hasta que el año pasado comenzó con vómitos, mareos y adormecimiento en sus extremidades.

    “Fuimos al médico de Quintero y le hicieron más de cinco exámenes, pero nunca nos dieron un diagnóstico y nos derivaron a medicina interna del Hospital Gustavo Fricke, pero aún no nos llaman”, explicó.

    Así como este joven, todos los afectados y sus familias aseguran que no han tenido un diagnóstico claro con respecto al estado de salud de los menores. 

    Según Aníbal Vivaceta, médico especialista en salud pública y profesor de la Escuela de Medicina UV, convivir en una zona contaminada puede conllevar efectos inmediatos y tardíos, por lo que es normal que afectados por la contaminación comiencen ahora a sentir malestares.

    Aquí hay un daño permanente y hay todo tipo de efectos, como por ejemplo, efectos de irritación de vía aérea y si queda con esa vía dañada, por la permanente agresión de contaminantes, quedará con secuelas que se presentarán más adelante, como daños en los órganos y cáncer”, explica el especialista.

    Jueves 17 de octubre de 2019

    Fuente: CodexVerde