“No está llegando agua»: Alcalde de Quillota pide intervenir río Aconcagua

Su total apoyo a la solicitud del alcalde de Quillota, doctor Luis Mella Gajardo, respecto a la necesidad de intervenir el río Aconcagua, para una distribución más equitativa de sus aguas, brindaron las cuatro parlamentarias integrantes de la Comisión Especial de Recursos Hídricos del Senado, durante su sesión de este martes 7 de enero.

La presidenta de la Comisión, senadora Isabel Allende Bussi, invitó al alcalde Mella a exponer la compleja situación de falta de agua que enfrenta la comuna, que en algunos sectores rurales como Boco incluso ha complicado la disponibilidad del recurso para consumo humano. Al encuentro asistieron, además, el Ministro de Agricultura Antonio Walker, el director nacional de Indap Carlos Recondo y el alcalde de Petorca Gustavo Valdenegro, entre otras autoridades.

Tras las exposiciones del Ministro Walker y el director Recondo sobre las gestiones e inversión que sus respectivas reparticiones han hecho para enfrentar la sequía, especialmente en materia de riego, vino la intervención del alcalde Luis Mella. En menos de siete minutos, el jefe comunal quillotano planteó la dramática situación comunal, que tiene a Boco proveyéndose de agua con camiones aljibe y que amenaza a otros sectores rurales como La Tetera, La Palma o San Pedro.

Además, exhibió gráficos con el caudal del río Aconcagua medido en las estaciones fluviométricas que la Dirección General de Aguas tiene en las provincias de Los Andes y Quillota, dejando en evidencia que la Primera Sección posee mucha más agua que la Tercera, incluso los fines de semana, cuando -por un acuerdo firmado entre los regantes- le corresponde el turno a esta última. Los días hábiles la situación es peor, porque prácticamente no circula agua por el río a la altura de Quillota, lo que agrava la situación considerando que el Aconcagua no es solo una fuente para riego agrícola, sino también para agua de consumo humano, previo tratamiento.

Cuatro solicitudes concretas

Tras el análisis de las estadísticas, el alcalde Mella presentó un petitorio de cuatro puntos urgentes, que ayuden a mejorar la crisis especialmente del agua para bebida. Según detalló, “demostramos con cifras que esta posibilidad de tener mayores flujos mediante un acuerdo de las juntas de vigilancia, que permitiera que pase agua durante 36 horas, no está dando resultados. No está llegando agua a Quillota y por tanto, necesitamos de la intervención del río. Necesitamos que se active el embalse Catemu. Necesitamos que se aceleren los procesos para profundizar y tener nuevos pozos de agua potable rural en Boco y en Casas Viejas, Pueblo Indio, La Tetera, San Pedro, La Palma, Santa Rosa de Colmo. Y por último, hemos pedido que exista medición de flujo, telemetría, en Quillota, porque hoy día tenemos Chacabuquito, que es río arriba de Los Andes y luego tenemos El Romeral en Hijuelas y después no sabemos cuánto está llegando. Y lo que vemos es que, simplemente, entre Los Andes y la comuna de Hijuelas, baja de una manera notoria el flujo y hasta Quillota prácticamente no llega nada”.

Las palabras del alcalde de Quillota tuvieron eco en las senadoras Isabel Allende, Adriana Muñoz, Yasna Provoste y Cristina Girardi, participantes en la Comisión de Recursos Hídricos, quienes anunciaron que respaldarán formalmente la solicitud de intervenir el río para una distribución más equitativa de sus aguas, que la Municipalidad de Quillota presentó mediante oficio, el viernes 3 de enero, ante el Ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno Charme.

El doctor Mella explicó este requerimiento señalando que “por años nosotros hemos tenido que aceptar una distribución que nos ha parecido inequitativa entre las distintas secciones del río Aconcagua pensando un tema productivo. Hay un acuerdo prácticamente de la Comisión. Se va a solicitar al Ejecutivo la intervención del río y esperamos que quienes tienen acciones en la Primera y Segunda Sección entiendan que hoy día el problema no es solamente productivo. Falta agua para bebida y ese es un derecho fundamental, tiene que ver con el derecho a la vida. Por lo tanto, esperamos que junto con la intervención, se tenga la cooperación de todas las secciones del río, para que llegue agua a la zona de Quillota y podamos recuperar justamente el agua de tantas agua potable rural que hoy día tienen déficit y están prácticamente abasteciéndose con camiones aljibe”.

Efectivamente, el sistema de agua potable rural de Boco actualmente solo dispone de servicio durante la noche, ya que de día se suspende para el llenado del estanque de acopio mediante la escasa agua que viene desde las napas y el respaldo de dos camiones aljibe municipales y tres arrendados por la Gobernación Provincial, que totalizan 29 viajes a la localidad por día.

“Un planteamiento muy justo”

Respecto a la solicitud de intervenir el río Aconcagua o en su defecto, aumentar de 36 a 42 horas semanales de riego para la Tercera Sección, correspondiente a la Provincia de Quillota, el Ministro de Agricultura manifestó que le parece una solicitud adecuada, considerando que, más allá del riego, hay también una necesidad humana de contar con agua para bebida.

La autoridad manifestó que “estamos sufriendo la sequía más grande de la historia de Chile, un terremoto silencioso, donde el agua no alcanza y tenemos que hacer una distribución lo más justa, lo más equitativa posible respecto del agua que tenemos. El alcalde Luis Mella ha planteado un tema muy concreto: a la Tercera Sección no le está llegando agua. No le alcanza con las 36 horas semanales que tienen la Tercera Sección. Pero creo que es un planteamiento muy justo que hace el alcalde y habrá que llevar su planteamiento al Ministerio de Obras Públicas para resolver este tema”.

Ante ese escenario y con el oficio de la Municipalidad ya presentado ante el MOP, el Ministro Walker expresó su voluntad de apoyar la iniciativa e incluso poder ser un garante de su ejecución, considerando que -si bien los esfuerzos de su cartera apuntan principalmente al tema productivo- es un deber asegurar el agua de consumo para los pequeños agricultores de los sectores rurales afectados por la sequía.

8 de enero de 2020

Fuente: El Martutino