No generó respaldo transversal el Plan de Descontaminación

    Hace pocos días la Subsecretaría de Medio Ambiente anunció la reactivación del Plan de Descontaminación Atmosférica para Calama y su área circundante por saturación de material particulado grueso, iniciativa que busca mejorar la calidad del aire en la ciudad a través de un proceso que incluye el compromiso de autoridades y la participación directa de la ciudadanía.

    Una información que según el senador Pedro Araya cumple con las expectativas que tenían como parlamentarios, puesto que ese ministerio recogió las inquietudes de la comunidad e inició una rápida gestión para formular este plan que permitirá que la salud de los calameños no se vea afectada por las actividades industriales y que, a su vez, existan medidas de mitigación.

    “Este anunció hecho por el gobierno cumple con las inquietudes que presentamos, porque hay que recordar que durante el gobierno de Sebastián Piñera éste derogó la norma que declaraba a Calama como zona saturada y allí sufrimos un fuerte retroceso. Ahora, el ministerio desarrolla este plan que lo principal es que tendrá una participación directa de la ciudadanía”, destacó Araya.

    Asimismo, el parlamentario aclara que es indispensable ejecutar un estudio de polimetales, que permitirá conocer las partículas que están presentes en el aire. Por ello, propone hacer un trabajo en que estén presentes las mineras, quienes -según él- tienen una responsabilidad alta en este tema.

    Reacción tardía

    Por su parte, la diputada Paulina Núñez (RN) aclaró que este Plan de Descontaminación después de 11 años es una respuesta tardía y una falta de respeto para la comunidad que convive con altos índices de contaminación. Conociendo la realidad es que la parlamentaria aclara que “desde hace algún tiempo hemos estado trabajando con un grupo de dirigentes y organismos para ver la factibilidad de este proceso, que sin duda, sin la presión de algunos, el Ministerio de Medio Ambiente no hubiera tenido la capacidad de generar este plan. No obstante, ahora hay que empezar a fiscalizar si lo estipulado por el Gobierno tendrá las acciones que conlleva este documento”.

    Marcela Hernando, diputada (PRSD) destacó que esta iniciativa nuevamente se ponga en la palestra.

    “La comunidad debe tener claro que es un proceso largo. Lo que sí lamento es que no hubiera empezado antes, porque habría una mejora en las condiciones ambientales”, dijo.

    Movimiento

    En tanto, Sergio Chamorro, asesor jurídico de la Coordinadora por la Defensa del Río Loa, rechazó este plan, porque no existe ninguna reactivación, sino más bien, se está haciendo ahora luego de las controversias existentes con este tema y el Ministerio de Medio Ambiente, que dieron paso a esta propuesta. “Gracias a la gestión que hicimos, pudimos lograr que el Gobierno agilizará este plan, sin embargo, hay muchas falencias en su estructura, puesto que se omite mucha información que sería relevante para mejorar la calidad de vida de las personas”, argumentó Chamorro.

    Fuente: El Mercurio de Calama