Plan de carretera hídrica de Juan Sutil irá en abril al MOP y costaría US$ 30 mil mills.

Pasos relevantes está dando el proyecto de carretera hídrica que impulsa la Corporación Reguemos Chile, presidida por el empresario agroindustrial Juan Sutil.

Ayer, en un encuentro en dependencias de la Cámara Chilena de la Construcción se realizó el consejo consultivo de la iniciativa donde fue presentada la versión actualizada de este plan antes de que en abril próximo -como definieron sus impulsores- ingrese al Ministerio de Obras Públicas (MOP) en calidad de iniciativa privada para su eventual licitación a través del modelo de concesiones.

Además de empresarios, dirigentes gremiales y políticos, asistieron el expresidente Eduardo Frei y el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

La carretera hídrica consiste en un proyecto de cinco tramos de canalización, que permitirían transportar agua desde el sur hacia el norte del país, específicamente desde la Región del Biobío a Atacama.

De acuerdo a la última versión de la iniciativa, la longitud total de los tramos suma cerca de 3.900 kilómetros, ya que se trata de un trazado serpentino entre esas regiones. El costo total de la obra llegaría a casi US$ 30 mil millones. Pero el director ejecutivo de la Corporación Reguemos Chile, Maximiano Letelier, afirma que dicho valor sería más bajo, de US$ 25 mil millones.

Letelier explica que la carretera hídrica se puede construir por tramos independientes y precisa que están trabajando con KPMG en los estudios financieros.

De todos modos, ese costo es mayor que el stock total de inversión comprometida en el sistema de concesiones de obras públicas, que se estima en US$ 22.567 millones.

El plan propone regar unas 450 mil nuevas hectáreas, retirando aguas invernales desde las regiones del Biobío y el Maule, que constituirán los aportes de la carretera hídrica con un caudal que varía entre los 40 m {+3} /s y los 120 m {+3} /s.

El proyecto de Juan Sutil es diferente al de la firma de capitales franceses Vía Marina que ya ingresó al MOP la solicitud de concesión de iniciativa privada de Aquatacama. Este plan consta de una tubería submarina que transportaría agua de sur a norte del país y que costaría más de US$ 8 mil millones.

Letelier espera que la carretera hídrica se pueda hacer como concesión a través de una alianza público-privada, ya que así se podrían gestionar mejor temas como las expropiaciones que se requieren para el plan. Estas involucrarían unas 13 mil hectáreas repartidas en diferentes regiones.

El ejecutivo agrega que existe interés de inversionistas chilenos y extranjeros en participar de un eventual consorcio desarrollador del proyecto. Esta iniciativa, añade, potenciaría a Chile como exportador de alimentos.

El modelo de negocio se sustenta en la venta de agua a agricultores y empalmes para abastecer a usuarios.

«Chile exporta unos US$ 18 mil millones en alimentos, y pretendemos con el proyecto que se pase al mismo nivel de la minería, cuyos envíos son del orden de 30 mil a 40 mil millones de dólares».

……………………………………………………..
MAXIMIANO LETELIER
DIR. EJEC. CORPORACIÓN REGUEMOS CHILE

Jueves 28 de marzo de 2019.

Fuente: Economía y Negocios / El Mercurio.