Primera planta desalinizadora estatal del país inaugurará operaciones en septiembre

    El proyecto extraerá agua de mar y la desalinizará en una planta mediante el proceso de osmosis inversa (obtención de agua dulce a partir de agua salada). Desde ahí el agua ya desalinizada se transportará mediante acueductos a la población. El recurso hídrico irá destinado a 220 mil personas en Tierra Amarilla, Copiapó, Caldera y Chañaral.

    En Caldera, específicamente en Punta Zorro (región de Atacama) se está construyendo la primera planta desaladora estatal del país. El proyecto, que tiene un 85% de avance, busca asegurar el suministro hídrico para las comunas de Tierra Amarilla, Copiapó, Caldera y Chañaral, contemplando a cerca de 220 mil personas.

    La planta es desarrollada en el contexto de una grave sequía que vive el país, una mega sequía más aguda incluso que la de 1968, aseguró el ministro de Agricultura, Matías Walker. De hecho, en septiembre del año pasado la región de Atacama fue declarada por el gobierno como zona de emergencia agrícola.

    Cómo funcionará

    El proyecto extraerá agua de mar y la desalinizará en una planta mediante el proceso de osmosis inversa (obtención de agua dulce a partir de agua salada). Desde ahí el agua ya desalinizada se transportará mediante acueductos a la población, según detalla El Mercurio.

    La construcción del proyecto consta de tres etapas. La primera consiste en el desarrollo de obras marinas y terrestres (que tendrá la capacidad de producir 450 litros por segundo de agua potable), la edificación de líneas a partir de un proyecto eléctrico, la ampliación de una subestación eléctrica destinado a respaldar el suministro y la distribución, y concretar un proyecto de conducciones. Este paso inicial tendrá un costo $ 140 millones de dólares aproximadamente.

    Por su parte, la segunda y tercera etapa contemplan expandir la capacidad de la planta a 900 litros por segundo y ampliarla a 1.200 l/s, respectivamente.

    ‘Las obras marinas y terrestres de la primera etapa serán entregadas en julio de 2020, al igual que el proyecto eléctrico. Las tuberías y plantas elevadoras que conducirán el agua desde Caldera a las comunas de Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla serán recibidas en septiembre de 2020 y en enero de 2021’, menciona a El Mercurio el gerente general de la Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios (Econssa, la sociedad anónima estatal que controla el funcionamiento de sanitarias en nueve regiones del país), Patricio Herrera.

    Según un catastro realizado por Ministerio de Obras Públicas, en Chile están funcionando 24 plantas desalinizadoras; hay otras 22 en desarrollo.

    Fuente: El Mostrador