“Primero las personas, luego la producción”: Parlamentarios exigen respuestas del Gobierno ante la sequía

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores, recordó la importancia de aprobar el nuevo Código de Aguas para así garantizar al país la correcta administración del recurso hídrico, ante el grave escenario del calentamiento global.

Aunque la Región de El Maule podría ser la quinta, lo cierto es que, hasta el momento, el Gobierno mantiene como zonas de emergencia agrícola a las regiones Metropolitana, Valparaíso, O’Higgins y Coquimbo.

En el caso de sumar a El Maule serían 900 kilómetros los que abarcaría la llamada mega sequía y que ya se perfila, según expertos, como una de las más graves en los últimos 150 años. No por nada -según datos de la Dirección General de Aguas- el recurso hídrico hoy se encuentra con entre un 10 y un 37 por ciento menos de disponibilidad en comparación con hace 30 años.

Esto, sumado al panorama desalentador que viven ecosistemas como el de la Amazonía, hace replantear las estratégicas políticas que tienen que ver con la sobreexplotación de los suelos y/o la ganadería.

Así en Chile, el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC) -que fue uno de los primeros parlamentarios en exigir al Gobierno declarar en zona de emergencia a las regiones mencionadas- se pronunció respecto de la importancia del agua como recurso ante el grave escenario de calentamiento global.

“El agua se comienza a establecer como un bien escaso y estratégico. Yo le pido al Senado que se apure en legislar el Código de Aguas que ya aprobamos en la Cámara de Diputados. Necesitamos dar certezas a la ciudadanía de cómo vamos a administrar el agua. Primero las personas, después la producción”, señaló Flores.

Dicho trámite, hay que recordar, permanece hace dos años en la Cámara Baja. Su aprobación, según Flores, permitiría garantizar el uso del agua para el consumo humano, así como para los pequeños productores agrícolas.

Por su parte, el senador Kenneth Pugh (IND) se pronunció respecto de los recursos que se hacen necesarios para garantizar la distribución correcta del agua en zonas de emergencia agrícola.

“Si no tomamos medidas para mejorar la gestión hídrica, la Región de Valparaíso es la primera que se va a desertificar. Tenemos agua, pero tenemos que cuidar esa agua. Para eso, se requiere tecnología, es fundamental saber cuánto tenemos y cómo lo distribuimos”, precisó el legislador.

En tanto, el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, aunque reconoció la respuesta del Gobierno respecto de declarar algunas zonas en emergencia agrícola, aseguró que no es suficiente y que los recursos no estarían llegando de forma eficiente.

“La ayuda todavía no llega a comunas como Putaendo y Petorca, que son dos de las más afectadas. Es por eso que pedimos la declaratoria de zona de catástrofe. Esto permitiría que en Intendencia Regional se pudiera disponer de los recursos necesarios para que se pueda distribuir el agua, fundamentalmente para los pequeños agricultores”, aseguró Chahuán.

Y es que justamente la sequía que aqueja al país podría estar afectando mayormente a los pequeños agricultores y no así a los grandes productores. Esto fue ratificado por la directora de la ONG Suelo Sustentable, Miriam Llona, en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile.

“El problema sucede con los pequeños agricultores, cuyos productos son comprados por la comunidad local, y son ellos los que no tienen acceso a tecnologías del riego. Por lo tanto, muchas veces sus cultivos se arruinan porque ese año no llovió. Cuando hablamos de políticas económicas, siempre se ven las grandes empresas y se deja de lado al pequeño agricultor y ganadero”, enfatizó Llona.

Finalmente, hay que recordar que el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, ha anunciado la utilización de 63 millones de dólares para proyectos de riego entre el 2019 y 2020. Además, el Instituto de Desarrollo Agropecuario ha destinado 3900 millones de pesos durante este año para combatir la emergencia agrícola producida por la sequía.

 

Miércoles 28 de agosto 2019.

Fuente: Diario Universidad de Chile.