Prokurica en China: “Tenemos litio, cobalto, cobre. La electromovilidad es a Chile lo que es el petróleo a Arabia Saudita”

Chile quiere dejar de ser solo exportador de materias primas brutas y aspira a entrar en la cadena de producción que le permita diversificar y modernizar su economía, una transformación en la que China podría tener un papel relevante, según el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

“Lo que estamos apostando en el Gobierno del presidente (Sebastián) Piñera es a salir de esta condición de país exportador, pasar de esa condición de bienes básicos, para subirnos en la cadena de valor”, contó a Efe en una entrevista en la ciudad china de Shanghái (este).

Chile, explicó, es un país que “basa fundamentalmente su economía en la minería” pero “seguimos exportando productos muy básicos”, por lo que el objetivo es dejar de vender materias primas como el cobre en libras y venderlo una vez haya entrado en la cadena de producción.

Para ello, añadió, el país sudamericano necesita que haya una fuerte inversión en industrias relacionadas que podría provenir de países como China, con el que se puede restablecer una nueva relación comercial gracias, por ejemplo, al sector de los vehículos eléctricos.

Nosotros no queremos que nadie de estos países que tienen la tecnología y que se la han ganado con mucho esfuerzo nos la regale, pero también nosotros quisiéramos no regalar nuestros productos en elementos básicos, sino subirnos en la cadena de valor“, precisó el ministro.

Prokurica se encuentra en China encabezando una delegación de empresarios chilenos que participan en la Asia Cooper Week, una de las ferias de cobre más importantes del continente, que se celebra estos días en Shanghái.

Chile es el principal exportador del mundo de cobre y también el principal suministrador de este material a China, así como el gigante asiático es el principal comprador del cobre chileno, con una cuota de mercado del 60 % del total de las exportaciones.

“Nosotros tenemos litio, cobalto, cobre. La electromovilidad es a Chile lo que es el petróleo a Arabia Saudita“, expresó el ministro, quien apuntó que un vehículo eléctrico “tiene cuatro veces más cobre que un vehículo común y además tiene baterías de litio que tienen cobalto y otros elementos”.

“Nosotros creemos que ahí se produce una alternativa, una posibilidad nueva donde podamos subirnos en la cadena de valor, generando baterías de litio o con empresas de integración de vehículos eléctricos, para que todos ganemos”, apuntó Prokurica, quien recordó que los planes de la segunda economía más fuerte del mundo son producir aproximadamente un millón de vehículos eléctricos cada año.

Chile es de los pocos países del mundo que no tiene una balanza comercial deficitaria con China. Así, en 2017 importó cerca de US$ 15.000 millones mientras que exportó cerca de US$ 19.000 millones, el 75 % de ellos cobre.

De hecho, la minería, aseguró el ministro, para Chile ha significado poder “ser el país que más ha reducido la pobreza” desde Estados Unidos al sur.

Y es por ello que la actual crisis que atraviesa este mineral, con una caída notable de los precios, podría tener una afectación considerable en la economía chilena. “No hay calculado un monto pero son cifras muy grandes y los efectos son muy negativos”, apuntó Prokurica.

Según datos de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), la semana pasada el precio del cobre bajó un 2,7 % respecto de la anterior y cerró en los 2,76 dólares por libra, una situación que, según el ministro, tiene que ver con “la guerra comercial entre Estados Unidos y China” ya que “no hay razones de mercado para esta bajada en el precio”.

La situación, aseguró, está “generando daño no solo a China y a los países que vendemos materias primas” sino “que también está produciendo ahora problemas a Estados Unidos” ya que hay numerosas empresas estadounidenses instaladas en China o que importan productos de China para “agregarles valor”.

“Lo que necesitamos es que se termine esta guerra comercial y que podamos dedicarnos a trabajar para que les vaya bien a todos. Nosotros creemos en el libre comercio y que todas estas circunstancias al final hacen que todos pierdan y que nadie gane”, insistió el responsable de Minería chileno.

Chile es tan dependiente del sector minero que, por cada centavo de dólar que baja el precio de la libra de cobre, “deja de exportar aproximadamente unos US$ 130 millones y deja de recibir unos US$ 40 millones “, estimó el ministro.

 

Miércoles 14 de noviembre de 2018.

Fuente: Latercera.com