¿Qué pasa con el agua en América?

    Matías Hardy y Sebastián Pedro son dos motociclistas que dejaron todo en Argentina para recorrer el continente americano con una pregunta: “¿Cuál es la situación del agua potable?”

    ¿Qué tan fácil es servirse un vaso con agua en América? Preguntas como esta inspiraron a Matías Hardy y Sebastián Pedro, originarios de Argentina, para realizar el viaje de sus vidas; del cual ahora ustedes pueden ser testigos y partícipes.

    “En todos los lugares nos encontramos que un litro de agua vale casi lo mismo que un litro de gasolina” Matías Hardy

    Matías y Sebastián viajaron a 15 países de América, recorriendo más de 100 mil kilómetros y visitando más de 500 ciudades con un solo objetivo: entender el dilema del agua potable y generar conciencia sobre el acceso al vital líquido en el continente. ¿Cómo? A través de la realización de un documental, para lo cual están pidiendo su apoyo a través de Kickstarter.

    En entrevista para Metro, Matías Hardy, nos cuenta cómo vivió la aventura más grande de su vida junto a Sebastián Pedro

    ¿Cómo surge la idea de Motodestino?
    – Se nos ocurre a mí y a Sebastián Pedro. Él es ingeniero hidráulico y yo licenciado en Sistemas. A mí, desde chico, me tocó vivir una situación con el agua. Soy de una zona poco agraciada geográficamente: con grandes ríos pero con pocas inversiones de distribución de agua.

    En el año 2008, después de recorrer la Patagonia en motocicleta, empezamos a planear el viaje en moto por todo el continente. Pero queríamos realizar una aventura con sentido.

    Empezamos a escribir lo que deseábamos hacer de una manera muy amateur. Un día decidimos ponerle fecha –que eso es lo más difícil– y partimos el 28 de diciembre de 2009.

    ¿Cuánto tiempo duró el viaje?
    – En promedio duró 18 meses. Fueron varias etapas, tres viajes. Yo calculo que fueron cinco meses el tiempo que pasé en total sentado en la moto. Más de 100 mil kilómetros de ruta, en más de 500 ciudades de 15 países.

    ¿Cómo financiaron el viaje?
    – Teníamos motos propias, dos Honda 600. La mía modelo 1998 y la del Seba era modelo 2006. Nadie nos regaló absolutamente nada. Un apoyo fundamental vino de la representación argentina de Hostel International.

    Fue una experiencia de mucho sacrificio y mucho ahorro. Dejamos la casa, la familia, la ex novia, el trabajo, la seguridad, el agua caliente.

    ¿Por qué escoger el tema del agua?
    – Queríamos tener un tema cotidiano. Se nos ocurrió que el agua es un tema actual. Esto fue en 2009 y cada vez sigue siendo más actual. Hablar del agua es muy diverso, pero nosotros tratamos de enfocarnos en el consumo del usuario.

    Por ejemplo, en todos los lugares nos encontramos que un litro de agua vale casi lo mismo que un litro de gasolina.

    ¿Que regiones te sorprendieron? Aquellas donde no pensabas que la situación fuera a ser tan grave
    – Muchísimas. El norte de Brasil, el norte de Argentina. En Cochabamba, Bolivia, se dio la primera guerra del agua cuando vino una empresa, privatizó la distribución, se armó la trifulca y murieron personas.

    Las estadísticas revelan datos alarmantes, como la muerte diaria de tres mil niños por causas relacionadas con el agua. Hemos vivido situaciones duras viendo como constantemente la gente toma agua contaminada, cargada de bacterias y parásitos.

    Ante esa grave situación, aunque no teníamos recursos, decidimos ayudar a esas comunidades donando filtros de purificación para asegurar buena calidad de agua, estos filtros los conseguimos como donación. Con un filtro se puede tomar agua limpia por más de 2 años por persona.

    El proyecto del documental de Motodestino

    Matías Hardy y Sebastián Pedro grabaron más de ocho mil clips de video en los 18 meses que viajaron por el continente americano. Ahora, buscan compartir esto en un documental, para lo cual han iniciado una campaña en Kickstarter en la que ustedes pueden hacer su donación.