QUINTERO: EMPRESAS DEBERÁN PRESENTAR PLANES DE REDUCCIÓN DE EMISIONES

Programa aplicará ante casos de contaminación o condiciones atmosféricas adversas. Hoy, 27 personas fueron atendidas por síntomas de intoxicación.

Un plan operacional de contingencia, que reduzca las emisiones contaminantes, deberán elaborar las empresas del cordón industrial de Quintero y Puchuncaví. Se trata de un requisito que impondrá el decreto de alerta sanitaria que regirá en la zona en los próximos días, cuando sea visado en Contraloría.

Según la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, dicho plan -acordado en forma voluntaria entre el gobierno y cinco firmas, pero que será obligatorio con la alerta en régimen- se activará cuando se detecten niveles elevados de polución o si hay condiciones atmosféricas que favorezcan este escenario. “El gobierno está actuando de manera responsable, estableciendo cuáles son las faenas que permiten asegurar la salud de la población ante situaciones de mala ventilación atmosférica. El compromiso de las empresas es disminuir esas faenas en sus operaciones”, dijo Schmidt, quien añadió que “las intoxicaciones que hemos visto en la zona han sido por peaks de mala calidad del aire, por concentración de emisiones en momentos de mala ventilación atmosférica”.

Así, el decreto estipula que las industrias adecuen su funcionamiento, reduciendo emisiones ante pronósticos de mala ventilación, especialmente en las noches, lo que será fiscalizado por la Seremi de Salud, entidad que, además, quedara habilitada para suspender las faenas de ser necesario. “La acumulación de los contaminantes emitidos durante la operación nocturna de las industrias, en días de mala ventilación, se refleja en peaks que son percibidos por las personas durante las mañanas y hasta el mediodía, cuando mejora la ventilación”, informó Medio Ambiente en un comunicado. Hoy, en tanto, el decreto de la alerta sanitaria fue retirado de la Contraloría para subsanar algunas observaciones y reingresado nuevamente, a las 18.00, con carácter de urgente.

Discrepancias

Schmidt se reunió con 12 representantes de firmas que operan en la zona, para informarles las implicancias del nuevo estatus ambiental. Las empresas, sin embargo, no quedaron del todo conformes y se manifestaron renuentes a poner por escrito su participación voluntaria en el plan de reducción de emisiones. Ello, pues temen que la suscripción a este acuerdo los deje vulnerables a responsabilidades legales frente a futuros episodios de contaminación. Además, algunos representantes del cordón industrial cuestionaron los alcances de las medidas, calificándolas como “imprecisas” e incluso inaplicables a la naturaleza de la operación de las distintas firmas.

Nuevas intoxicaciones

Hoy se reanudaron las clases en Quintero y Puchuncaví para 10 mil alumnos de 48 colegios, suspendidas tras la segunda alerta amarilla que se levantó a comienzos de este mes. Y si bien la jornada transcurrió con normalidad, un grupo de 27 personas debió acudir a la urgencia del Hospital de Quintero, aquejados por síntomas atribuibles a intoxicación, como cefaleas, náuseas y mareos, entre otros. De ellas, 13 eran menores de 14 años. De los atendidos, solo un paciente quedó en observación.

“Estos casos coinciden con el reporte de malas condiciones de ventilación atmosférica de los últimos días, y por el que el Ministerio de Medio Ambiente realizó gestiones para que las empresas del barrio industrial redujeran sus operaciones con efecto inmediato”, informó la seremi de gobierno de Valparaíso en un comunicado.

Al respecto, Carlos Muñoz, vocero de los padres y apoderados de Quintero, sostuvo que “llega un momento en que esto parece un mal chiste”, y añadió que lo ideal habría sido retomar las clases una vez en curso el plan de reducción de emisiones: “Nos habría gustado volver con la alerta sanitaria vigente, porque nada de lo que se ha dicho resuelve los problemas. Se debería hacer un estudio epidemiológico, porque tenemos un escenario adverso, y si bien hay papás que quieren volver a la normalidad, hay muchos que están en la duda de volver a clases, porque nadie ha podido dar una respuesta lógica”.

Por su parte, Schmidt adelantó que el jueves llegará a la zona un cromatógrafo, que contribuirá a medir los gases en la zona, el que se sumará a tres equipos de monitoreo que se entregará a los municipios de Quintero, Puchuncaví y Concón, para reforzar la red de fiscalización, “con especial foco en los mayores agentes contaminantes, que son el dióxido de azufre y los gases de hidrocarburos”.

 

Martes 25 de septiembre de 2018.

Fuente: Latercera.com