Reforma al código de aguas: ¿qué dicen los pueblos indígenas del norte de Chile?

    Durante dos días diferentes representantes de pueblos originarios del norte de Chile revisaron y debatieron sobre la situación de las aguas indígenas, concluyendo con el rechazo sobre el actual código de aguas y la reforma que se lleva a cabo en el Congreso, ¿por qué?.

    Con una postura de rechazo al actual Código de Aguas y la reforma que se lleva a cabo en el Congreso, concluyeron diferentes representantes de pueblos originarios del norte de Chile, tras revisar e iniciar el debate público sobre la situación de las aguas indígenas frente a las indicaciones sustituvas que se discuten en el parlamento nacional.

    Cabe destacar que la Ley 19.253, conocida como Ley Indígena, confiere estatus especial de protección jurídica, que da origen a una categoría excepcional dentro del marco normativo nacional. Especificamente en su artículo 64 consigna que: “se deberá proteger especialmente las aguas de las comunidades Aimaras y Atacameñas. Serán considerados bienes de propiedad y uso de la Comunidad Indígena establecida por esta ley, las aguas que se encuentren en los terrenos de la comunidad, tales como los ríos, canales, acequias y vertientes, sin perjuicio de los derechos que terceros hayan inscrito de conformidad al Código General de Aguas”.

    Y agrega: “No se otorgarán nuevos derechos de agua sobre lagos, charcos, vertientes, ríos y otros acuíferos que surten a las aguas de propiedad de varias Comunidades Indígenas establecidas por esta ley sin garantizar, en forma previa, el normal abastecimiento de agua a las comunidades afectadas”.

    En este marco, las organizaciones y personas de pueblos originarios que durante dos dias dieron inicio a esta discusión pública en defensa de las aguas, en el seminario denominado: «Reforma al Código de Aguas: impactos sobre los derechos de propiedad y uso de las aguas de las comunidades aymara y atacameñas reconocidos en la Ley 19.253«, manifestaron su rechazo al código existente y la reforma que es discutida por los congresistas chilenos.

    Consulta y estatuto territorial

    «Debido a que no se está respetando nuestro derecho esencial de la consulta previa y participación que establece el Convenio 169 de la OITy la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas. Además no se garantiza los derechos ya reconocidos en su artículo 64 por la legislación Indígena y tampoco se respeta los usos y costumbres ancestrales«, indicaron el acta pública con que concluyó el evento.

    Asimismo emplazaron al gobierno a que «debe reconocer la relación fundamental que tiene para los Pueblos Indígenas el Territorio y sus recursos naturales, tales como el agua, y el aspecto fundamental de existencia, preservación y equilibrio de la Pachamama para los pueblos indígenas de las tierras y territorios indígenas«.

    Ante ello anuncian un proceso de construcción de un Estatuto Territorial Indígena «de manera de poder ejercer plenamente nuestro derecho ancestral sobre el territorio y sus nuestros recursos naturales«, expresaron.

    Compromisos

    En la ocasión, las autoridades presentes, recibieron esta acta, la firmaron al igual que las personas asistentes y respondieron con compromisos. En este sentido, el diputado Vlado Mirosevic manifestó que realizará las gestiones para que la Comisión de Recursos Hídricos visite la zona y converse con los pueblos indígenas del Norte Grande. Agregó que enviará la información sobre el debate que se realiza en el Congreso sobre la materia.

    Además comprometió realizar una consulta vinculante para que sean las propias comunidades las que lo mandaten sobre cómo votar en el Congreso dicha reforma al Código de Agua.

    Por su parte el intendente regional Emilio Rodríguez, quien expresó tener origen indígena por parte de su familia materna, se comprometió con hacer llegar al Ministerio de Interior la postura de las organizaciones y personas expresada en el acta de compromiso.

    En tanto, la directora regional de Conadi, Carmen Tupa, junto con felicitar la convocatoria y trabajo desarrollado, se comprometió a gestionar los recursos para propiciar los encuentros para que los pueblos continúen este proceso de información y debate.

    Fuente: El Morrocotudo