Regiones IV y V arriesgan racionamiento estival de agua

La medida dependerá de las condiciones pluviométricas en lo que resta del año, dijo Guillermo Pickering, presidente de Andess.

Pasó el otoño, el invierno avanza y las lluvias en la zona central no llegan. Con una sequía que se arrastra desde 2010, la situación es compleja. Tanto que, de no variar las condiciones pluviométricas en lo que resta del año, existe el riesgo de racionamiento de agua en las regiones de Valparaíso y Coquimbo durante la próxima temporada estival.

Así lo advirtió hoy Guillermo Pickering, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (Andess), al declarar que “este verano hay probabilidades de racionamiento de agua en algunas zonas del país; no en la Región Metropolitana, pero sí en la IV y V”.

En un seminario sobre la reforma al Código de Aguas, el ejecutivo agregó que, en todo caso, esa medida “va a depender de las condiciones climáticas de aquí a fin de año, pero es muy probable que eso ocurra (…) Estamos enfrentados a una situación crítica”. Y ante ello, sostuvo, no hay certeza respecto a si en el país hay conciencia de esas circunstancias: “es muy importante que se llegue a eso”, manifestó.

Esval, la sanitaria que provee de agua a la Región de Valparaíso, ya hizo un llamado de atención similar la semana pasada. En la Comisión Especial de Recursos Hídricos del Senado, la firma indicó que, en un escenario optimista, con lluvia y nieve similar a la del año pasado, el racionamiento llegaría a 30 mil clientes, mientras que, en uno pesimista, con precipitaciones de agua y nieve inferiores a las de 2014, la medida podría afectar hasta 113 mil clientes.

En el diagnóstico expuesto por Esval -que ha hecho inversión, por ejemplo, en perforación de pozos e impermeabilización en la conducción de agua-, en la V  Región hay 86% y 8% menos de lluvia y nieve, respectivamente, versus igual fecha de 2014. Además, el embalse Los Aromos está en un 15% del volumen de almacenamiento y el caudal del río Aconcagua está en su mínimo histórico (6,4 m3/s).

Código de aguas

En el seminario se debatió sobre la reforma al Código de Aguas, proyecto de ley que ingresó a la Cámara Baja en octubre de 2014 y en cuyos principios fundamentales se busca establecer que el vital elemento tenga un uso prioritario para el consumo humano y saneamiento.

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, planteó que, a propósito de la sequía, se ha exacerbado la situación para “tratar de cambiarlo todo”.  Y en ese sentido indicó que con los cambios de gobiernos cambian todos y muchos llegan a conocer el sector. “Necesitamos instituciones permanentes, profesionalizadas, jerarquizas”, dijo.

En contraste, Pickering expuso que “la situación de cambio climático y la multiplicidad de usos del agua, hacen necesaria una modificación al Código de Aguas”.

Otra materia abordada apuntó a que el Código de Aguas considere la especulación observada con los derechos de agua.

Fuente: La Tercera