Restricción en 8 industrias no logra frenar las intoxicaciones: el Hospital de Quintero tuvo que atender a 86 personas

Autoridad sanitaria señaló que plan «permite ir confirmando o descartando posibles fuentes emisoras» y no desechó extender prohibiciones a otras empresas de la zona. 

Ayer fue el primer día de la alerta sanitaria en Quintero y Puchuncaví, con una histórica paralización de faenas industriales para reducir las emisiones de dióxido de azufre (SO {-2} ) y suspender las de compuestos orgánicos volátiles (COV). En las primeras horas de vigencia, la medida no logró frenar la demanda de atención médica por personas que sufrían síntomas de intoxicación por gases.

Hasta las 15:00 horas de ayer, 86 personas habían concurrido por esta causa al Hospital Adriana Cousiño, de las cuales 42 fueron menores de 14 años. El día anterior, durante todo el miércoles 26, lo habían hecho 113, de acuerdo a una minuta de la autoridad sanitaria de la Región de Valparaíso. La misma fuente indica que este recinto ha reportado 1.208 atenciones a intoxicados por gases desde que partieron los episodios -21 de agosto- hasta las 10 horas de ayer.

Luna Prieto (15), alumna del Liceo Politécnico de Quintero, llegó ayer hasta el centro asistencial. Su madre, Francisca Lillo, contó que no la mandó al colegio porque amaneció con cefalea y la garganta irritada, y porque en el jardín infantil de su hija pequeña, las «tías» no estaban dejando salir al patio a los párvulos debido a mal olor en el aire. La propia adolescente relató que «antes me había sentido mal, pero es primera vez que necesito que un doctor me vea».

En el Colegio Don Orione, 20 estudiantes fueron enviados al hospital, como había ocurrido los días previos, e incluso a una auxiliar, que sufrió mareos y vómitos. El Colegio Santa Filomena, que no registraba una intoxicación masiva desde el 21 de agosto, debió mantener a sus alumnos dentro de las salas que cuentan con filtros de aire, pese a lo cual llegaron al hospital 14 alumnos, dos de ellos de prebásica.

Mientras eso ocurría, 24 fiscalizadores sanitarios recorrían las ocho empresas con restricción a sus sistemas de producción para comprobar si cumplían las órdenes de paralización parcial. Según el seremi de Salud, Francisco Álvarez, el SO {-2} se redujo en 20% y se estima que el de COV «no excede el basal en la zona», aunque no se pudo dimensionar con precisión, al no haber un monitoreo continuo.

Álvarez fue consultado por qué, pese a ello, hubo nuevos intoxicados. «Es parte de la investigación. Hay más de 17 empresas y aplicamos la prohibición a ocho. Esto nos permite ir confirmando o descartando posibles fuentes emisoras asociadas a estos casos», dijo y apuntó que las restricciones se extenderán hasta que las ocho industrias entreguen sus planes operativos. Además, no descartó ampliar las medidas restrictivas a otras empresas.

El intendente Jorge Martínez apuntó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) caracteriza estos fenómenos como «complejos, con peaks y bajas. Son ondulatorios: se mantienen, desaparecen y vuelven». Agregó que ocho universidades y el Ministerio de Salud aportarán especialistas para integrar una mesa asesora.

NUEVO EQUIPO
Durante la jornada llegó un cromatógrafo, que evalúa la calidad del aire aún en baja concentración.

 

Viernes 28 de septiembre de 2018.

Por Mauricio Silva y Andrea Chaparro 

Fuente: Nacional / El Mercurio