Salud confirma 48 sumarios en Quintero y Puchuncaví

Procesos recaen contra diferentes empresas y se encuentran en análisis técnico- jurídico. Cifra corresponde a fiscalizaciones desde agosto del año 2018 a la fecha.

A tres semanas de la puesta en marcha del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de Concón, Quintero y Puchuncaví, que fue aprobado por la Contraloría General de la República el 29 de marzo, la Seremi de Salud de la Región de Valparaíso confirmó que la entidad ha cursado 48 sumarios sanitarios a diferentes empresas del parque industrial presente en las últimas dos comunas.

Esto, tras diversas fiscalizaciones que ha realizado la autoridad sanitaria desde agosto del año pasado, fecha en que se registraron sucesivos hechos de contaminación por emanación de gases volátiles que provocó la intoxicación -entre agosto y septiembre del 2018- de más de 1.700 personas, en su mayoría niños y adultos, que presentaron síntomas.

Desde la Seremi de Salud ratificaron que «se han iniciado un total de 48 sumarios sanitarios desde agosto del 2018 a la fecha, con un total de mil 61 fiscalizaciones. Dichos procesos investigativos se encuentran en evaluación y análisis técnico-jurídico» y son a diversas empresas del parque industrial.

La nueva cifra transparentada por la autoridad supera en 35 casos lo que fue anunciado en octubre del año pasado, cuando la Seremi de Salud aseveró a este Diario que el número de sumarios llegaba a 13 procesos investigativos en curso por temas de salud ocupacional y seguridad química lo que, según se informó en su momento, estaría relacionado al manejo de sustancias peligrosas y sucesivos hechos contaminantes en ambas comunas.

Los primeros sumarios sanitarios informados por los episodios de polución ocurridos en agosto del año pasado, fueron dados a conocer por el intendente, Jorge Martínez, en medio de la crisis ambiental, y correspondían a 6 procesos en curso en contra de empresas de la zona, pero que no tenían relación con emisiones contaminantes.

Las primeras empresas investigadas por Salud fueron: Oxiquim, Enap, Enex, Gasmar y GNL, información que enviaron, en su momento, a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) para fiscalización, entidad que también tiene procesos sancionatorios en curso contra diferentes industrias de la zona.

Además, este Diario, en octubre del año pasado, pudo confirmar, tras información recabada vía Transparencia, que desde el 21 de agosto a octubre del año pasado se solicitó información a diversas empresas sobre sus procesos operacionales.

Respecto a las fiscalizaciones permanentes en la zona e incrementadas, por ley, en el Plan de Prevención y Descontaminación, la seremi del Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, recalcó que «la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y la Seremi de Salud están en permanente coordinación» para inspeccionar el cordón industrial.

Sin embargo, explicó que la acción de fiscalización en el Plan de Prevención y Descontaminación para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví está a cargo de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), que ya cuenta con profesionales en la zona.

«Es necesario distinguir que la alerta sanitaria está a cargo de la Seremi de Salud y, por su parte, la fiscalización del Plan de Prevención y Descontaminación para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví está a cargo de la Superintendencia del Medio Ambiente, así está establecido en el artículo 255 del decreto y el decreto mismo establece que en un periodo de tres meses. La Superintendencia del Medio Ambiente ya está instalada en el sector en unas oficinas provisorias. De acuerdo a lo que establece el artículo son dos fiscalizadores y esos son los funcionarios que ya están presentes en el lugar en una oficina provisoria, mientras se habilitan las oficinas permanentes», aclaró la autoridad medioambiental.

El rol de salud dentro de lo que establece el nuevo instrumento descontaminante para las tres comunas está centrado en la fiscalización de los planes operacionales que deben actualizar las empresas y ser aprobados por Medio Ambiente.

«En relación a los planes operacionales, de acuerdo a lo establecido en el plan, las empresas tienen 30 días para presentar sus planes operacionales. Mientras tanto, rigen los que están vigentes. Ya hemos tenido reuniones con algunas empresas y ellos tienen que, antes de la quincena de mayo, enviar a la Seremi del Medio Ambiente sus nuevos planes operacionales adaptados para dar cumplimiento al Plan de Prevención y Descontaminación», afirmó Gazmuri.

A la acción de fiscalización permanente de la SMA y la fiscalización de los planes operacionales que está a cargo de Salud se suman una serie de acciones que están establecidas en el plan de Gestión de Episodios Críticos (GES) que, además, considera un sistema de seguimiento de la calidad del aire que se establecerá con la red de monitoreo en línea, un sistema de pronóstico meteorológico de las condiciones de ventilación y un plan comunicacional para informar a la comunidad. Asimismo, según establece el plan, los planes operacionales que están siendo adaptados por las empresas van a regir cuando existan condiciones adversas de ventilación o se registre un aumento en el número de atenciones en los centro de salud de las comunas asociados a emisiones atmosféricas.

Sobre la red de monitoreo Gazmuri aclaró que el nuevo plan establece que «dentro de un plazo de 6 meses, contados desde la publicación, el ministerio de Medio Ambiente elaborará los estudios necesarios para el rediseño y elaboración de la red de monitoreo de calidad del aire de la zona cubierta por el plan. Nosotros estamos trabajando con el gobierno de Finlandia y estamos esperando porque ellos durante el primer semestre de este año nos darán entrega del diagnóstico de la red de monitoreo».

Con esto, aseveró la autoridad, se espera que «en el segundo semestre del año 2019 nos hagan entrega del diseño de la nueva red de monitoreo y esperamos estar implementándolo, en marcha blanca, en el primer semestre del año 2020, vale decir, en un año más esperamos poder estar implementando la marcha blanca de la nueva red de monitoreo, esa es la prioridad con la que nuestro gobierno está abordando el tema para mejorar la calidad de vida y la calidad del aire en esta zona».

FISCALIZACIÓN POR PLAN AMBIENTAL
La Seremi de Salud explicó que tras la entrada en vigencia del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de Concón, Quintero y Puchuncaví, a fines de marzo recién pasado, a la secretaría regional «le corresponde fiscalizar las medidas establecidas en Planes Operacionales asociados a la Gestión de Episodios Críticos y al control de Emisiones de Material Particulado (MP2.5 Y MP10) en fuentes areales, es decir, procesos de extracción, molienda y arneo de áridos», por lo cual la entidad -según precisó- ya cuenta con funcionarios en terreno en Quintero y en Puchuncaví para realizar las fiscalizaciones correspondientes a este propósito.

«De acuerdo a lo que establece el artículo, son dos fiscalizadores (de la SMA) y esos son los funcionarios que ya están presentes en el lugar en una oficina provisoria»

Victoria Gazmuri, Seremi del Medio Ambiente

EPISODIOS CRÍTICOS
Considera un

sistema de seguimiento de la calidad del aire

Sistema

de pronóstico meteorológico de las condiciones de ventilación.
Planes
operacionales que deben adoptar las empresas.
Programa

de fiscalización a cargo de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), que ya está en la zona.

Plan
comunicacional para informar oportunamente a la comunidad sobre condiciones adversas de ventilación.

48 procesos investigativos en contra de empresas de Quintero y Puchuncaví están en curso en la Seremi de Salud. Son 35 sumarios más a los anunciados en octubre del año pasado.

61 fiscalizaciones ha realizado la Secretaría Regional Ministerial de Salud en el parque industrial de Quintero y Puchuncaví desde agosto del año pasado a la fecha.

30 días tienen las empresas para presentar los planes operacionales actualizados. Según informó la seremi del Medio Ambiente, el plazo se cumpliría en la quincena de mayo.

Sábado 20 de abril de 2019.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso.