Son reales los derechos de aguas subterraneas; Raúl Campillo