“Es una situación de desesperanza en general”. Así señala Boris Chamorro, alcalde de Coronel para graficar cómo convive esta comuna de la Región del Bío Bío con 3 centrales termoeléctricas y un vertedero de cenizas, que define como “un acopio de arsénico puro”, a metros de un hospital, escuelas, complejos…
SEGUIR LEYENDO