La eléctrica busca deshacerse de los derechos de las iniciativas hidroeléctrico Allipén, Claro de Rengo y Teno, que en su conjunto suman 115 MW. La sociedad de Enel y Colbún, Hidroaysén, no será la única en optar por renunciar a los derechos de agua de los proyectos que han desechado.…
SEGUIR LEYENDO