Tecnología permitirá conocer el estatus de intoxicación real de los chilenos

Chile es un país minero y como tal, los metales pesados, tóxicos para los seres vivos en cantidades sobre lo normal, están presentes en nuestro día a día. Por ley, los trabajadores mineros deben ser sometidos a exámenes, cada 6 meses, para cuantificar arsénico (uno de los más peligrosos) presentes en el organismo. Así, en caso de detectarse una cantidad elevada, se puede actuar de forma oportuna. Sin embargo, la dificultad radica en que actualmente el período de entrega de resultados de estos análisis es muy extenso, llegando a tardar hasta varios días y generando así un grave problema para otorgar tiempos de tratamiento oportunos.

Pero no sólo la industria minera está expuesta a este riesgo, sino que también personas que trabajan en la manipulación de metales como aluminio, bronce, cobre, hierro u otros, además de la población en general, de la cual aún no se conoce el estatus real de intoxicación con metales pesados ni los efectos que esto podría estar provocando en ella. Considerando esto, es que BK Lab, a través de la empresa global proveedora de instrumental científico, Perkin Elmer, trae a Chile el ICP – Masa, instrumento para uso clínico único en Latinoamérica, que detecta entre 32 y hasta 40 elementos en el cuerpo de las personas, en una sola medición y en sólo 3 minutos.

“Obtener resultados rápidos nos permite conocer cuál es el estatus real de intoxicación de la población chilena. De la misma manera, ya que es posible cuantificar muchos elementos químicos, podremos determinar la falta de algunos metales que son necesarios para el organismo” afirma Esteban Barnafi, Director Técnico de BK Lab.

Otras técnicas usadas actualmente requieren calibrar los equipos por cada metal a medir, y demoran más de una semana en entregar resultados. Además, no permiten medir todos los metales, quedando excluidos, radón, galio, criptón, entre otros. El ICP – Masa incinera la muestra a analizar a una altísima temperatura, permitiendo conocer qué metales están presentes en la muestra y cuál es su concentración en forma casi instantánea.

“La importancia e hito de traer este instrumento a Chile, radica en que, en nuestro país, se han logrado importantes avances en toxicología industrial y ambiental, sin embargo, como en todas las áreas del conocimiento era necesaria una sustancial modernización en estos métodos para ofrecer un servicio de calidad con tiempos de respuesta acordes a las necesidades actuales. La intoxicación por metales pesados es muy difícil de detectar, frecuentemente se confunde con otras patologías, en consecuencia, los pacientes pasan por varias etapas de evaluación no concluyentes, perdiendo tiempo valioso de tratamiento. Con esta tecnología, BK Lab permite la detección oportuna”, concluye Esteban Barnafi, Director Técnico de BK Lab.

Miércoles 20 de marzo de 2019.

Fuente: Estrategia.