Tribunal Ambiental prepara las bases de conciliación para destrabar proyecto Dominga

    Los magistrados elaboran junto a un equipo jurídico y científico el eventual acuerdo, que será presentado el 14 de marzo en una audiencia de 3 días ante los involucrados.

    Diariamente, incluso a veces tanto por la mañana como por la tarde, se ha reunido el equipo jurídico del Tribunal Ambiental de Antofagasta para avanzar en la elaboración de las bases de conciliación por el caso de Dominga. Liderados por el ministro Mauricio Oviedo, y el equipo científico comandado por el ministro Marcelo Hernández, el grupo avanza en los documentos que serán presentadas el 14 de marzo a todos los actores involucrados en la reclamación presentada por el controlador del proyecto minero portuario Andes Iron, después del revés sufrido en el Comité de Ministros.

    Hoy el destino de la iniciativa, que contempla una inversión de US$2.500 millones, está en manos del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta. La instancia puso pausa al proceso y fijó una etapa de conciliación después de las audiencias iniciales en la que participó el Servicio de Impacto Ambiental (SEA) de Coquimbo, Andes Iron y otros nueve actores. Entre estos últimos, tres estaban a favor de la iniciativa y seis se manifestaron en contra, como el movimiento ambientalista Chao Pescao y la organización de conservación marina Oceana.

    El “Día D” fue fijado por los ministros del Primer Tribunal Ambiental tras la visita en terreno -realizada el 7 de febrero- al lugar donde estaría emplazado el proyecto minero portuario Dominga, en el sector de los Llanos de La Higuera.

    En el lugar, los magistrados Daniel Guevara y Marcelo Hernández, inspeccionaron los puntos de captación de agua y del posible puerto de Dominga, acompañados de un relator y un científico,

    Tras esa visita, el tribunal y los diferentes actores involucrados en el proceso elaboraron un informe. Parte de ese estudio, será considerado por los diez profesionales que trabajan en el proceso para elaborar las bases de conciliación que incluirán una serie de ítems que deberán ser discutidos por todos los actores desde el 14 al 16 de marzo.

    En el primer día de la audiencia de conciliación, los magistrados harán una presentación con los puntos que integrará el acuerdo para que sean discutidos por los once actores y sus representados en una gran asamblea.

    Los posibles escenarios

    El proceso de conciliación podría tener tres desenlaces. En el caso de que se acoja, se pasarán a revisar los términos que se aceptaron y a ejecutar lo acordado, dependiendo de lo que propongan los ministros y decidan las otras partes. En esta instancia, el tribunal dará un plazo de cinco días adicionales al proceso de conciliación, para que los abogados informen a sus representados y puedan discutir las bases del acuerdo.

    Una segunda salida es que se acoja parcialmente la conciliación y se establezcan los plazos y los parámetros del acuerdo.

    Mientras que si no se llega a una conciliación, el tribunal procederá a seguir el proceso iniciado y los tres jueces que integran el tribunal dictarán sentencia antes del 30 de marzo. Esta es la penúltima instancia que tiene Andes Iron para echar a andar un proyecto que fue rechazado anteriormente por las autoridades medioambientales regionales y ministeriales. El siguiente paso sería recurrir a la Corte Suprema.

    Fuente: Pulso